Ocurrió durante un foro virtual con ocasión de los 32 años del magnicidio de Luis Carlos Galán Sarmiento, organizado por la fundación Centro de Estudios Nuevo Tolima.

El espacio donde el exalcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez compartió panel al lado de Alfonso Valdivieso, Fernando Carrillo y Rodrigo Lara exploraba diversos aspectos de la vida y obra del dirigente liberal.

Durante su intervención Jaramillo se centró en el perfil de Galán el joven, lo que le sirvió como excusa para cargar contra el presidente Iván Duque y su manejo frente al estallido social que expresó aún no acaba.

El exmandatario de los ibaguereños aseguró que, el Presidente de la República, debió haber puesto cara a los jóvenes en Cali desde el primero momento y no enviar a funcionarios sin experiencia como los ministros de Defensa e Interior, de quienes dijo han ejercido una muy mala representación.

Nunca había visto un Ministerio de Gobierno y de Defensa tan mal representados, con falta de experiencia, de capacidad de gobernabilidad tanto administrativa como ejecutiva. Eso no se puede hacer. Uno atiende inmediatamente el clamor del pueblo y no espero dos meses”, aseguró el dirigente.

Abuso de poder

Más adelante, en alusión al discurso de Galán sobre el actuar de minorías hegemónicas que ponían la ley al servicio del sistema en los años 90, Jaramillo lanzó un segundo dardo al asegurar que hoy “la Constitución es irrespetada permanentemente y quienes tienen el poder, la ponen al servicio de ellos”

Por esa misma dirección, acotó no se entiende cómo a Epa Colombia la condenan a cinco años de prisión por destruir una infraestructura mal hecha, mientras otros ( sin terminar la idea) sugirió son exonerados.

Oposición bajo ataque

Jaramillo también hizo apología del discurso del caudillo liberal para arropar y defender las tesis de la oposición en la que actualmente milita.

Sostuvo que como lo pensaba Galán hace 30 años, sobre la acción del frente nacional de los ricos, quienes hoy se oponen a sus formas de gobernar se convierten en esbirros de la dictadura o traidores a la patria, del comunismo internacional.

A nosotros el presidente Uribe nos denominó guerrilleros vestidos de civil. Y hoy cuando nos quieren pasar a otro nivel nos dicen que somos Castrochavistas. Yo pregunto qué diferencia hay (…) cuando por no estar de acuerdo con el régimen, con el statu quo, con esta democracia imperfecta somos declarados castrochavistas, amenazados por las águilas negras y concebidos para no participar sino estar llenando las tumbas que ya hay millones en Colombia”, sentenció.

Guillermo Alfonso Jaramillo también opinó sobre el resurgimiento del partido nuevo liberalismo, reconoció que en al algún momento fue elegido senador con el apoyo de un sector de ese movimiento y se mostró esperanzado en que los anhelos de Luis Carlos Galán puedan compaginarse con el pacto histórico y la coalición de la esperanza para solucionar lo que el inmolado líder pudo haber resuelto tres décadas atrás.

¿Trasfondo político?

Pero otros aspectos del foro no pasaron desapercibidos para ContraPeso desde el punto de vista político.

El primero de ellos que el evento fuera organizado por la fundación Centro de Estudios Nuevo Tolima, donde convergen los intereses de la familia Martínez Rosales. No en vano, en varios apartados, Guillermo Alfonso Jaramillo rememoró amigablemente el nombre de Emilio Martínez.

El panel además fue presentado por Sandra Liliana Salazar, cuyo nombre suena como precandidata a la Cámara de Representantes. Ella, hija de la actual diputada, Rosmery Martínez.

Tampoco resulta una causalidad la particular cercanía que recientemente han mostrado Jaramillo y los Martínez, lo que podría estar allanando camino para futuros acuerdos.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram