La rendición de cuentas del senador Miguel Ángel Barreto dejó importantes cifras de su gestión -más de medio billón de pesos en obras- e inesperadas respuestas que acabaron con las dudas sobre su salud mental.

En medio de la rueda de prensa del informe de resultados, el congresista conservador respondió la pregunta de un periodista que indagó sobre el episodio de estrés que sufrió durante las elecciones de 2019, el cual fue revelado por su hermano José en Contrapeso.

(Ver más: "Ricardo (Orozco) ustedes van a matar a mi hermano": José Barreto)

En un tono tranquilo y mesurado, el parlamentario señaló que se encuentra en perfecto estado de salud y aclaró que nunca estuvo incapacitado para seguir desarrollando su labor legislativa en el Congreso.

Me encuentro muy bien de salud. Les agradezco a todas las personas que se han preocupado por mi y lo recibo con mucho cariño. Nunca hemos parado de trabajar, nunca estuve incapacitado y tampoco falté al Congreso”, señaló

De igual manera, en tono jocoso, manifestó que el departamento necesita más ‘locos’ que gestionen importantes recursos para el desarrollo económico de la región.

“En el Tolima necesitamos locos que gestionen más de medio billón de pesos que reclamen por los intereses de los tolimenses y que le entreguen cuentas de su gestión”, manifestó Barreto.

La respuesta del Senador acabó con las suspicacias provocadas hace unos meses y sorprendió a varios medios de comunicación que estaban a la expectativa de lo sucedido en el furor de los pasados comicios regionales.

La adhesión de un periodista liberal

Durante el evento también sucedió un hecho político-periodístico que dejó a más de uno boquiabierto.

Mientras que los medios intervenían en la ronda de preguntas, el periodista Edwin Monroy, reconocido por su cercanía con el Partido Liberal y sostener una amistad con el jefe político de esa colectividad Mauricio Jaramillo, tomó la palabra y le juró amor eterno al Senador conservador.

“Con lo que usted ha dicho hoy, más de uno de los que estamos aquí pensaríamos en votar por usted, claro que sí”, expresó Monroy.

Las declaraciones del periodista generaron asombro teniendo en cuenta de dónde vienen, sin embargo, no es secreto que un sector del liberalismo arroparía la aspiración de Barreto Castillo, puesto que el partido no tendrá candidato propio al Senado en el Tolima y respaldará al caldense, José Luis Correa.

El guiño a Guillermo Alfonso Jaramillo

Otro de los mensajes que generó sorpresas estuvo relacionado con la mención de un exalcalde de Ibagué.

Mientras que el Congresista se refería a los $360.000 millones gestionados para el Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP), reconoció el papel de Guillermo Alfonso Jaramillo para hacer realidad el anhelado proyecto que generará más de 3.000 empleos.

“Nunca dejo de reconocerle a las personas lo que se merecen. Al doctor Guillermo Alfonso le reconozco el buen proyecto del SETP. Gracias a eso y a la continuidad de varios mandatarios podemos ir al Gobierno Nacional a pedir recursos”, resaltó.

Sin ataques ni rencillas

A pesar de que los medios de comunicación le preguntaron sobre su relación con el gobernador Orozco y su primo Óscar Barreto, el Senador fue diplomático en sus respuestas y no atacó a ninguno de sus adversarios políticos.

De hecho, envió un mensaje de unión y rechazó las polarizaciones y los discursos incendiarios.

“No más sectarismos, no más odios, hay que cogernos de la mano (…) Basta de las polarizaciones, basta de discursos incendiarios y pongámonos de acuerdo en lo fundamental y trabajemos en lo que el Tolima necesita”, concluyó Barreto.

La nueva procuradora provincial de Ibagué, Viviana Patricia Álvarez González es abogada de la Universidad Cooperativa de Colombia, especialista en Responsabilidad Civil y del Estado, Derecho Administrativo y Constitucional y magíster en Derecho Constitucional de la Universidad de La Sabana.

A sus 38 años cuenta con amplia experiencia en la rama judicial donde ha desempeñado diferentes cargos tanto en juzgados de Bogotá y Boyacá como en el Tribunal Administrativo del Tolima.

Álvarez es nacida en Ibagué y terminó su bachillerato en el colegio Eucarístico “María Del Refugio” .

Con esta designación la procuradora Margarita Cabello le cumple al senador Miguel Barreto, quien resultó clave en su proceso de elección.

Cabe mencionar que la nueva Procuradora Provincial es hermana de la exgerente de Infibagué, Paola Álvarez, también esposa del excandidato a la Alcaldía, José Barreto.

Radio de acción

Las competencias de esta delegada se extienden a los municipios de Ibagué, Alvarado, Anzoátegui, Cajamarca, Rovira, San Luis, Santa Isabel, Piedras, Roncesvalles, Suárez, Valle de San Juan y Venadillo.

En estas 12 poblaciones Álvarez conocerá en primera instancia los procesos disciplinarios que se sigan en contra de los alcaldes municipales, los concejales, los personeros, personeros delegados, ediles de juntas administradoras locales, rectores, directores o gerentes de las entidades y organismos descentralizados.

Aunque el Alcalde de Ibagué no es sujeto disciplinable de esta Procuraduría, la provincial sí avoca conocimiento de los expedientes en contra de todos los funcionarios adscritos a la administración municipal.

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado se declaró un mandatario independiente, que quiere transformar la ciudad con el apoyo de diferentes sectores políticos.

En diálogo con la emisora Ondas de Ibagué, el mandatario envió un mensaje de paz política a todos los sectores y dejó claro que no quiere cazar peleas con nadie. Al contrario, convocó a toda la clase dirigente del Tolima a hacer un acuerdo con los ciudadanos para sacar adelante las obras que se propuso su gobierno.

Yo me le mido a un pacto ciudadano, a ese contrato con la gente que reclama que las obras prometidas durante 20 años se construyansostuvo Hurtado.

¿Se alejó del Barretismo?

Fue la pregunta que le hizo el periodista Julio Montiel, a la cual el alcalde respondió: “yo estoy gobernando con independencia, estoy gobernando para los ibaguereños, no gobierno para nadie más”.

Y agregó: “No vine a gobernar con sectarismos, no vine a gobernar con odios ni a cobrarle cuentas a nadie, vine a construir con cada ibaguereño que me reclama una mejor ciudad”.

El burgomaestre agradeció el respaldo de Ricardo Ferro a su administración no solo con retórica sino con gestión en el gobierno nacional, al igual que a todos los congresistas que han estado empujando el barco del ejecutivo municipal. Elogió el compromiso de los representantes Adriana Matiz, José Élver Hernández, Jaime Yepes y Aquileo Medina con el desarrollo de la ciudad.

También reconoció el apoyo de los senadores Paola Agudelo y Miguel Barreto. Sorprendió el Alcalde refiriéndose en muy buenos términos a este último, algo que parecía ser un sacrilegio en el barretismo.El senador Miguel Barreto nos ayudó con el Sistema Estratégico de Transporte, se lo echó al hombro y lo sacó adelante” expresó.

Distanciado o no de Óscar Barreto, uno de los grandes aliados del Alcalde, Hurtado envió un mensaje claro que solo a través del consenso, el respeto y la armonía política, los gobernantes pueden saldar la enorme deuda social que la clase dirigente ha acumulado con los ciudadanos durante los últimos años.

Entrevista: Andrés Hurtado (Alcalde de Ibagué)

Nueve alcaldes tolimenses de diversas vertientes políticas asistieron a una cumbre que convocó el senador Miguel Ángel Barreto con el fin de hacerle seguimiento a una lista de proyectos gestionados ante el Gobierno Nacional.

La reunión se adelantó en la tarde del pasado lunes en el hotel Estelar de Ibagué y en ella se expusieron avances de las iniciativas que el congresista ha promovido en infraestructura, mejoramiento de vivienda, baterías sanitarias, entre otros.

En la mesa de trabajo compartieron mandatarios pertenecientes al Centro Democrático, Parido de La U, Cambio Radical y hasta liberales triple A, quienes formularon inquietudes ante funcionarios del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

En medio de la reunión, llamó la atención la asistencia de exalcaldes que aún tienen influencia política en sus municipios como el precandidato a la Cámara, Ernesto Cuero (exalcalde de Coello), Pedro Bocanegra (exalcalde de Piedras), César Herrera Díaz (exalcalde de Flandes) y Albeiro Gómez Loaiza (exalcalde Fresno).

Esta es la lista de los alcaldes que asistieron:

  1. Alpujarra, Albeiro Trujillo.
  2. Alvarado, Henry Herrera.
  3. Coello, Evelio Caro.
  4. El Espinal, Juan Carlos Tamayo.
  5. Flandes, Giovany Herrera.
  6. Piedras, Julio Góngora.
  7. Prado, Luis Ernesto Castañeda.
  8. Saldaña, Jorge Rodríguez.
  9. Rovira, Diego Guerra.

La cumbre, además de girar en torno a proyectos de gestión nacional, fue una clara muestra de cómo se está armando el mapa político-electoral para las legislativas de marzo de 2022.

Aunque esta lista de mandatarios locales apoyará a sus respectivos candidatos a la Cámara, el lazo de unión al Senado sería con Miguel Barreto, teniendo en cuenta que los ha apoyado con su credencial y a través del Gobierno Nacional se han gestionado importantes obras en sus localidades.

De hecho, ya varios le han expresado su apoyo frontal y están listos para tomarse la foto en los próximos días.

El abogado tolimense Gustavo Osorio radicó ante el Consejo de Estado una demanda por pérdida de investidura contra el senador del Partido Conservador, Miguel Ángel Barreto.

La acción jurídica está relacionada con las declaraciones dadas en exclusiva por su hermano, José Barreto al portal ContraPeso, en donde reveló que el congresista tuvo un episodio de depresión y estrés, días antes de las elecciones regionales de 2019.

Ver más: ("Ricardo (Orozco) ustedes van a matar a mi hermano": José Barreto)

“La ciudadanía necesita conocer si el Senador (Barreto) incurrió en una inhabilidad para ocupar su cargo. Para eso hemos pedido al Consejo de Estado que se amplíe la declaración de José Barreto y se le tome una declaración al médico que atendió al Senador para que se determine cuál es la afección de carácter psiquiátrico que tenía”, indicó el abogado en diálogo con Ondas de Ibagué.

De igual manera, Osorio manifestó que el alto tribunal debe establecer si la condición médica del legislador afectó o no su labor en Congreso de la República.

“Hemos pedido que se oficie a la Secretaría General del Senado para que se informe si durante el tiempo que el Senador estuvo afectado por esta situación de orden psiquiátrico participó en la toma de decisión o haya votado leyes de la República o si tuvo que haberse declarado impedido para hacerlo”, subrayó.

Aunque Osorio reconoció que ninguna demanda de esta clase ha prosperado en Colombia, advirtió que tiene los suficientes argumentos jurídicos para que el Consejo de Estado la admita.

De hecho, actualmente el excandidato presencial y senador Gustavo Petro también es investigado por un caso que involucró su salud mental.

Hasta el momento ninguna demanda ha prosperado en el país. Hay solo dos casos que el Consejo de Estado investiga: uno contra el senador Gustavo Petro que tuvo una incapacidad de cuatro días por temas psiquiátricos y actualmente se le investiga que estando incapacitado votó el Plan de Desarrollo de la Nación y la de Miguel Barreto”, sentenció.

Finalmente, Osorio aclaró que no actuó bajo ningún interés político y tampoco bajo instrucciones de alguien más.

“Este es tema puramente jurídico en el que no tiene absolutamente nada que ver con lo político, yo no he conversado esta situación con absolutamente nadie y es una decisión mía y de algunos juristas que entramos a hacer el estudio del caso”, concluyó.

La acción de Osorio es interpretada por varios sectores como un ataque político más que jurídico contra el senador Miguel Barreto, quien busca reelegirse y desde hace varios meses está distanciado del barretismo, facción de la que se reconoce como integrante activo el profesional del derecho.

Escuche la entrevista del abogado Gustavo Osorio en Ondas de Ibagué aquí:

José Barreto, excandidato a la Alcaldía de Ibagué, habló por primera vez sobre las motivaciones reales que le llevaron a deponer su aspiración.

Era la noche del jueves 17 de octubre de 2019. Restaban apenas nueve días para las elecciones de autoridades locales y lo que era un rumor creciente en los mentideros políticos y la prensa terminó confirmándose.

El empresario José Barreto, uno de los más opcionados aspirantes para llegar a la Alcaldía de Ibagué, dimitía sorpresivamente en una escueta comunicación en la que exponía razones de carácter personal "que me impiden continuar con esta aspiración, e incluso con la posibilidad de ejercer el cargo como alcalde en caso de ser elegido"

Ver: Carta con la que José Barreto renuncia ante la RegistraduríaDescarga

Lo que vino las 24 horas siguientes al anuncio fue todavía más desconcertante para muchos ciudadanos y seguidores de la campaña.

El que apenas un día atrás era su candidato, el mismo que expresaba públicamente la inconveniencia de que Andrés Fabián Hurtado llegara a la gerencia de la ciudad, posaba frente a las lentes de reporteros gráficos y camarógrafos, adhiriendo a la propuesta del 'hombre de las obras' .

Muchos atinaron a una estratagema que se venía fraguando desde la familia Barreto, pues aunque el gamonal de la casa, Óscar, no había ahorrado en el pasado vituperios para marcar el distanciamiento de su primo, prevalecía la creencia de que familia es familia.

Sin embargo, había algo que incomodaba a José Barreto en esa, una de sus últimas apariciones públicas en el ring de la política local. Así se evidenciaba en la expresión de su rostro como lo testimonian las capturas fotográficas del evento.

Era como si las palabras fueran por un lado, siguiendo un libreto y su kinésica pidiera a gritos contar la verdad que por primera vez revela, ahora ContraPeso.

Se creció el enano

La aspiración de José Barreto subestimada por el ala opuesta del barretismo adquirió una connotación inesperada con el paso de los meses.

Las encuestas empezaron a decantar el escenario y mostrar una tendencia. Mientras algunos de los candidatos que representaban las maquinarias confrontaban duramente entre sí, José Barreto en un trabajo de filigrana política, barrio a barrio, conquistaba seguidores, lo que despertó la inquietud de otros aspirantes ( para el momento con menos posibilidades de llegar), que incluso hacían acercamientos en procura de dar el empujón final que asegurara la victoria.

Para el 15 de octubre las encuestas mostraban este panorama sobre el futuro de la Alcaldía de Ibagué.

El nerviosismo no tardó en alojarse en la chipa barretista y especialmente en el círculo más cercano a Óscar, aunque allí mismo hubiese voces disonantes que no vieran a Andrés Hurtado con perfil de Alcalde.

Entonces, como as bajo la manga, afloró la cuestionable estrategia del todo vale, ideas maquiavélicas de personajes con protagonismo y burocracia de alto nivel en esa estructura.

Si el candidato no tenía costillas quebrantables había que buscar un flanco débil, un talón de Aquiles donde las flechas envenenadas resultaran infalibles.

Y la mira fue puesta en su sangre, su hermano Miguel Ángel.

Persecución

La arremetida y las presiones se habrían hecho sentir sin consideración alguna. El asedio desestabilizador a los propósitos mismos del senador y su carrera recibieron la escalada de la artillería pesada del barretismo.

Sin embargo, Miguel Ángel guardó silencio ante su hermano, no queriendo desconcentrarlo en su carrera por la Alcaldía.

Quien sí experimentaba casi en carne propia las angustias del momento era Claudia Bonilla, la esposa de Miguel. Noches de insomnio y un deterioro creciente en la salud del congresista, al punto que en muy poco tiempo perdió casi 15 kilogramos de peso.

Así cambió en muy poco tiempo el aspecto físico del senador Miguel Barreto. (Archivo/ContraPeso)

En el fondo José sabía que su hermano no estaba bien. Los limitados espacios en la agenda de campaña que permitían encuentros esporádicos fueron suficientes para notarlo.

Pero fue sólo una llamada de su cuñada siguiendo instrucciones de Miguel Ángel la que develó la gravedad del asunto.

En esa comunicación José supo del delicado cuadro de depresión y ansiedad que había llevado al senador a la hospitalización en una clínica especializada en Bogotá.

Estocada

El diagnóstico clínico advertía del grave riesgo de descompensación del sistema inmunológico que en esos casos expone al paciente a contraer fácilmente infecciones, virus o desarrollar patologías de difícil manejo médico ante la imposibilidad de tener una respuesta efectiva del organismo a través de su sistema de defensas.

Ahondando en las causas, José descubrió que el barretismo radical estaba detrás de este asunto, presiones que según su propio dicho ya se habían manifestado al interior de su grupo de trabajo, líderes y adeptos a su propuesta.

Los mensajes llegaban por intermedio de diferentes emisarios, el entonces secretario general de la Gobernación, Javier Triana, la representante a la Cámara, Adriana Magally Matiz y otros alfiles de Óscar.

En últimas, Miguel Ángel estaba acorralado entre la pared que representaba la aspiración de su hermano, el deseo humano de darle entero respaldo y la afilada daga del cacique político que exigía lealtad y disciplina entorno al nombre de un recién llegado, pero ungido con la bendición del "Altísimo" desde el décimo piso de la Gobernación.

Encrucijada

Menudo dilema: la familia o la política. Aparentemente fácil de resolver para quien está desprovisto de ambiciones, pero no de compromisos, de lazos de confianza y credibilidad en juego, activos difícilmente recuperables para un líder.

"Para que tengan tranquilidad y nosotros también frente a la salud de Miguel, lo más sano es que yo deponga mi aspiración. La única condición es que lo dejen tranquilo".

José Barreto en diálogo telefónico con Ricardo Orozco

Dar un paso al costado era inmolarse y adherir a Hurtado cavar la propia sepultura. Pero había que calcular los movimientos pensando esta vez en el equipo.

Sacrificar para asegurarle a muchas de estas personas una posibilidad a futuro, al menos así explica José el por qué no solamente retirarse en silencio si no acceder al acuerdo político que a posteriori no se cumplió, pues su gente terminó relegada y con una pírrica participación en la Administración

Una noche en vela acompasada por la melodia de los hermanos Zuleta, el acordeón y la garganta evocando a "Mi hermano y yo" fueron suficientes para tomar la decisión.

Apenas despuntó el sol, teléfono en mano José Barreto entró en contacto con el hoy gobernador del Tolima, para entonces candidato, Ricardo Orozco.

Fue él el primero en recibir la demoledora y corajuda sentencia, que debió ser música para sus oídos… "Ricardo ustedes van a matar a mi hermano, prefiero que se queden con esto, informe a sus padrinos.

"Para que tengan tranquilidad y nosotros también frente a la salud de Miguel, lo más sano es que yo deponga mi aspiración. La única condición es que lo dejen tranquilo".

Del otro lado de la línea hubo acuerdo absoluto.

¿Qué dijo el 'Jefe'?

ContraPeso está en capacidad de confirmar que Óscar Barreto también supo por instrucciones del propio Miguel Ángel sobre su hospitalización.

La respuesta fue fría, indiferente y si se quiere despectiva. Aunque había disponible una línea telefónica en la habitación, este prefirió no tomar nota de ella.

Aseguró que lo visitaría la siguiente semana cuando viajara a Bogotá a cumplir con otras citas. Esa visita nunca se dio, y tampoco hizo falta.

Bastó con el acompañamiento familiar y la cercanía del círculo más íntimo para que la salud del congresista Miguel Barreto se restableciera satisfactoriamente, lo que para José confirma que la decisión tomada, aunque de alto costo en lo político, era la correcta.

¿Por qué ahora?

"Perdona a tus enemigos, pero nunca olvides sus nombres".

Tardíamente o no, José Barreto dice que contarle a los ibaguereños su verdad, más que perseguir réditos de algún tipo, era una especie de deuda moral con quienes acompañaron desinteresadamente su nombre y hoy todavía se sienten defraudados o traicionados.

Afirma que su única aspiración ahora es recuperar a los amigos distanciados tras la fallida campaña, subraya que no alberga rencores u odios contra nadie, pero acaba lanzando una de esas frases que erizan la piel, acuñada al expresidente Jhon F. Keneddy y que a un editor le sería imperdonable dejar pasar buscando el cierre perfecto: "Perdona a tus enemigos, pero nunca olvides sus nombres."

Vea la entrevista completa aquí:

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram