El exdirector de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso Rodríguez se encuentra a un paso de convertirse en uno de los cuatro comisionados expertos de la Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), organismo que presiden los ministros de Vivienda y Ambiente.

Las buenas relaciones de Cardoso con funcionarios del alto gobierno, además de su amplia trayectoria pública, lo tienen cerca de quedarse con una posición de gran relevancia en materia ambiental.

La Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento Básico tiene como principal responsabilidad expedir la regulación del sector, pero además dirimir los conflictos o dudas que puedan existir sobre las normas ya existentes.

Cardoso quien es abogado, especialista en derecho administrativo y magister en derecho público cuenta con una amplia experiencia en el sector oficial como secretario de despacho en la Gobernación del Tolima, Personero, Procurador Provincial, Director de Cortolima y recientemente como Jefe de la Oficina Jurídica de la Comisión.

Según el procedimiento de la función pública, tras fijarse la hoja de vida en la página de la presidencia como postulado, deberán transcurrir tres días y luego se expidiría el correspondiente decreto por parte del Ministro de Vivienda con el que se conformaría el nombramiento, si nada extraño ocurre.

En lo político

Cardoso es de origen liberal, amigo personal del exsenador Mauricio Jaramillo Martínez. Sonó como precandidato a la gobernación del Tolima en 2015.

Desde la CRA, Cardoso tendrá  injerencia no solo sobre la regulación y la metodología tarifaria para los prestadores de servicios de agua potable y saneamiento básico, sino también en aseo lo que le asegura un relacionamiento de alto nivel con grandes firmas.

En el caso de Ibagué tendría en sus manos la aprobación de una actuación particular que próximamente presentará el Ibal ante ese organismo, con lo que podría lavar las culpas del exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y el exgerente Alberto Girón, esto en relación con inversiones que se ejecutaron por fuera del Plan de Obras e Inversiones Reguladas (POIR)  y que le generaron endeudamiento a la empresa de acueducto.

Aunque los proyectos se desarrollaron, esas inversiones a la fecha no se están recuperando vía tarifa.  

En este tipo de actuaciones Cardoso Rodríguez sería una cuota incómoda para empresas de servicios públicos y varias alcaldías, donde tiene influencia el exgobernador Óscar Barreto.

¡Por fin! Después de varios meses de interinidad, el Ibal volvió a tener Director de Planeación.

Se trata del Ingeniero Civil, Carlos Alberto Leguizamo García, un profesional nacido en Ibagué, hace 50 años, que cuenta con una trayectoria de casi tres décadas en los sectores público y privado.

Leguizamo se venía desempeñando como asesor del despacho del alcalde Andrés Hurtado. Era el hombre de confianza del mandatario en todo lo relacionado al seguimiento a las obras de infraestructura deportiva en la capital.

Ahora, el burgomaestre lo promovió y le dió un voto de confianza para ocupar el tercer cargo más importante de la empresa de acueducto de Ibagué, después de la gerencia y la secretaría general.

Leguizamo García pasó de ganarse $3.700.000 como asesor en la alcaldía, a recibir la no despreciable suma de $9.326.393 al mes, como directivo en el Ibal.

Enorme responsabilidad

El nuevo director de Planeación del Ibal, tendrá grandes responsabilidades. Entre ellas, asumir el liderazgo de todos los proyectos de la empresa y responder por la cobertura del servicio de acueducto en la ciudad.

Además, será el encargado de evaluar y otorgar la disponibilidad de servicios para los proyectos urbanísticos, lo cual demanda fortalecer las relaciones con el gremio de la construcción en Ibagué, talón de Aquiles en anteriores administraciones.

Otro reto importante del ingeniero Leguizamo, será el de articular el crecimiento del perímetro hidrosanitario de Ibagué, con la proyección del ordenamiento territorial. Así mismo, deberá proyectar y gestionar las etapas siguientes del accidentado acueducto complementario, lo mismo que las plantas para el tratamiento de agua potable y residual exigidas por la autoridad ambiental.

Hurtadista ‘pura sangre’

Carlos Alberto Leguizamo es un viejo conocido del alcalde Hurtado. Fue su jefe en la secretaría de infraestructura en la segunda administración de Rubén Darío Rodríguez. Su nombramiento, es del resorte exclusivo del jefe de gobierno en Ibagué.

Con esta designación, el Alcalde suma un amigo más de su estructura política en la nómina del Ibal.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram