¡Por fin! Después de varios meses de interinidad, el Ibal volvió a tener Director de Planeación.

Se trata del Ingeniero Civil, Carlos Alberto Leguizamo García, un profesional nacido en Ibagué, hace 50 años, que cuenta con una trayectoria de casi tres décadas en los sectores público y privado.

Leguizamo se venía desempeñando como asesor del despacho del alcalde Andrés Hurtado. Era el hombre de confianza del mandatario en todo lo relacionado al seguimiento a las obras de infraestructura deportiva en la capital.

Ahora, el burgomaestre lo promovió y le dió un voto de confianza para ocupar el tercer cargo más importante de la empresa de acueducto de Ibagué, después de la gerencia y la secretaría general.

Leguizamo García pasó de ganarse $3.700.000 como asesor en la alcaldía, a recibir la no despreciable suma de $9.326.393 al mes, como directivo en el Ibal.

Enorme responsabilidad

El nuevo director de Planeación del Ibal, tendrá grandes responsabilidades. Entre ellas, asumir el liderazgo de todos los proyectos de la empresa y responder por la cobertura del servicio de acueducto en la ciudad.

Además, será el encargado de evaluar y otorgar la disponibilidad de servicios para los proyectos urbanísticos, lo cual demanda fortalecer las relaciones con el gremio de la construcción en Ibagué, talón de Aquiles en anteriores administraciones.

Otro reto importante del ingeniero Leguizamo, será el de articular el crecimiento del perímetro hidrosanitario de Ibagué, con la proyección del ordenamiento territorial. Así mismo, deberá proyectar y gestionar las etapas siguientes del accidentado acueducto complementario, lo mismo que las plantas para el tratamiento de agua potable y residual exigidas por la autoridad ambiental.

Hurtadista ‘pura sangre’

Carlos Alberto Leguizamo es un viejo conocido del alcalde Hurtado. Fue su jefe en la secretaría de infraestructura en la segunda administración de Rubén Darío Rodríguez. Su nombramiento, es del resorte exclusivo del jefe de gobierno en Ibagué.

Con esta designación, el Alcalde suma un amigo más de su estructura política en la nómina del Ibal.

Después de casi dos meses, este viernes, el Comité Salvemos a Ibagué, anunció el cierre del proceso de recolección de firmas para la revocatoria del alcalde de la ciudad, Andrés Fabián Hurtado.

Aún sin contabilizar las planillas del día, los coordinadores del movimiento sumaban más de 45 mil firmas de ciudadanos que respaldaron la iniciativa, ejercicio que como aseguran ellos mismos pretendió ser torpedeado mediante maniobras dilatorias y propaganda negra.

Daniela Zamora, vocera del Comité agradeció la respuesta de los ciudadanos y destacó el que en apenas dos semanas se hubiera superado la meta de las 14 mil firmas requeridas para presentar ante la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Apoyos

Uno de los últimos impulsos que obtuvo el movimiento pro revocatoria lo dio el diputado Marco Emilio Hincapié quien entregó 3000 firmas a los convocantes.

Sin embargo, representantes del colectivo ciudadano como Cristhian Acosta, fueron enfáticos en que este es un proceso enteramente cívico y desvirtuó cualquier tipo de relación o intervención política.

Boicot

Los líderes de Salvemos a Ibagué, cuestionaron los intentos de boicot a la recolección de firmas que fueron desde las fake news hasta los discursos públicos no solo por parte del mandatario local sino de concejales y contratistas.

Anticipados

Aunque según el Consejo Nacional Electoral el plazo último para presentar las rúbricas vence en el mes de noviembre, la entrega se hará de manera anticipada, en el transcurso de los próximos 15 días, esto también como estrategia para que el resto del trámite se surta lo antes posible y los ibaguereños sean convocados a las urnas.

Serán 45 días los que tenga el órgano electoral para revisar la documentación y darle aval al mecanismo de participación ciudadana.

Al mismo tiempo, el comité deberá rendir cuentas del manejo financiero, que precisaron estuvo solventado con las donaciones y contribuciones de los voluntarios.

Al interior del Comité Salvemos a Ibagué está claro que la recolección de firmas es apenas un paso, y que el siguiente reto es lograr la movilización de los ciudadanos a los puestos de votación si como esperan, la Registraduría convoca la consulta popular. Pero además habrá que enfrentar la maquinaría y la mermelada que desde el oficialismo seguramente se activará para promover el No o menos costoso, el abstencionismo.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram