Dentro del tsunami de comentarios, muchos no tardaron en adquirir un tinte político

El comentarista Carlos Antonio Vélez, por ejemplo, quien ya había levantado ampolla tras la medalla de Mariana Pajón, al declarar que "a esta juventud sí se le puede entregar el país porque lo van a empujar hacia adelante y no hacia el abismo" , insistió en que figuras como Zambrano sí son las que representan a los jóvenes de Colombia.

Mientras tanto, políticos como Alejandro Char sacaron pecho y pasaron factura vía Twitter por los apoyos dados al guajiro de 23 años, desempolvando fotografías y reivindicando este como un triunfo regional para la costa Caribe.

Otra que trinó fue la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, en otrora directora de Coldeportes, quien evocó los inicios en la carrera del deportista.

A su turno, la senadora de los verdes, Angélica Lozano se preguntó qué sería de los resultados si al esfuerzo que ya imprimen los atletas, el país profundizara en la ciencia aplicada al deporte.

¿Protesta? 

Sin embargo, un hecho que no pasó desapercibido para los internautas fue la aparición del atleta en la sala de prensa, portando el tricolor nacional en el cuello, pero al revés.

Aunque no quedó claro si fue un gesto involuntario, muchos lo interpretaron inmediatamente como un espaldarazo al movimiento social y la causa de los indignados.

Ideología

Descuido o no, la manifestación de Zambrano se suma a la de otros atletas que han sido objeto de críticas y aplausos durante estas justas. 

Julio Mayora, medallista venezolano, dedicó su triunfo en las pesas al extinto dictador Hugo Chávez. 

Entre tanto, la lanzadora estadounidense, Raven Saunders podría perder su presea al cruzar los brazos formando una “X” por encima de su cabeza, para honrar a “personas de todo el mundo que están luchando y no tienen la plataforma para hablar por sí mismas” mientras permanecía en el podio, contradiciendo así las normas del Comité Olímpico Internacional que prohíbe este tipo de protestas en las ceremonias de premiación.

A estos casos se suma el del judoka israelí Tohar Butbul contra quien dos de sus rivales rehusaron combatir en solidaridad con la causa Palestina. 

En todo caso, queda claro que los Olímpicos, como punto de encuentro de lo más selecto del deporte orbital, no son ajenos a los asuntos de la geopolítica. 

Con la sorpresiva aparición de un abogado ibaguereño en representación de la presidencia del Congreso, se cumplió la audiencia pública convocada por el Consejo Nacional Electoral dentro del expediente que se sigue tras la fallida elección del senador Gustavo Bolívar como segundo vicepresidente de esa corporación.

La vista pública inició con la exposición de motivos por parte de los demandantes quienes otorgaron, inicialmente, la vocería al senador del Polo Democrático, Alexánder López Maya.

Durante su intervención, López Maya fue enfático en que las mayorías instrumentalizaron el voto en blanco como mecanismo de segregación, veto, vulneración y discriminación al senador Gustavo Bolívar y agregó que esta conducta constituyó un fraude a la Ley y el estatuto de la oposición.

El senador López también solicitó a los magistrados del CNE declarar la nulidad en la elección de Iván Leonidas Name y en su lugar reconocer la decisión concertada por las bancadas de oposición para llevar a esa dignidad al congresista Gustavo Bolívar.

Se negaron a postular

Al llamar al uso de la palabra a la representación de la presidencia del Congreso, hizo su aparición en estrados el jurista Julián Andrés Prada, quien ocupara por un tiempo la personería de Ibagué, antes de que el Tribunal Administrativo del Tolima declarara la nulidad de su elección.

En su ejercicio jurisprudencial, Prada defendió la legitimidad del voto en blanco como expresión democrática reconocida en todos los escenarios deliberativos y negó que desde la Presidencia del Congreso se hubiera incurrido en irregularidad alguna.

Anotó que fueron los partidos de oposición quienes deliberadamente se negaron a postular otros nombres para la segunda vicepresidencia a pesar de poder hacerlo a través del senador Feliciano Valencia o el mismo Gustavo Petro.

Derecho de las minorías

A su turno, Gustavo Bolívar, contradijo el dicho de Prada, según el cual sí hubo unanimidad en la decisión.

Explicó que desde que se presentó la situación dejaron en claro que no postularían otros nombres, al considerar que lo reglado en el estatuto de la oposición no puede estar a merced de lo que le guste a las mayorías.

Anotó que lo que está en juego con la inédita decisión de los magistrados no es un cargo si no el respeto a los derechos de las minorías.

“No hubo fraude”

Como era de esperarse, la diligencia acabó por ser un cara a cara entre los partidos de oposición divididos tras esta polémica elección en la mesa directiva.

El senador Iván Leonidas Name quien fue nominado y elegido como segundo vicepresidente tras la derrota de Gustavo Bolívar arremetió contra quienes los señalan como conspiradores de ‘la jugadita’ en el Congreso y exigió en tono vehemente desmontar el discurso de fraude.

Dijo que el nombre de Gustavo Bolívar no gozaba de buen ambiente desde el primer momento, pasó factura por el apoyo en una pasada elección del senador Alexánder López fuera de los lineamientos del partido y acusó de manera indirecta a algunos de sus colegas de farsantes y cínicos.

En la audiencia también se recibieron las versiones libres de otros congresistas que estuvieron presentes en la controvertida elección como Inti Asprilla, Iván Marulanda y Katherin Miranda, al igual que el secretario del Senado, Gregorio Eljach Pacheco quien pidió no seguir descuartizando la prueba para generar una sensación de desacato a la Ley”.

¿Ojo por ojo?

Los trapitos al sol continuaron con la aparición en el atril de la senadora Angélica Lozano quien dijo no haber aceptado retirarse del recinto junto con los demás integrantes de la Alianza Verde ante la fallida elección de Gustavo Bolívar, argumentando el incumplimiento en los acuerdos con los demás partidos de oposición para hacer uso de la réplica al discurso del Presidente en la instalación de las sesiones.

Reconoció eso sí que la Alianza Verde ya había ocupado la segunda vicepresidencia.

La vista pública concluyó tras casi seis horas con las aclaraciones del magistrado ponente, quien dijo haber sido asignado a esta tarea por sorteo y no por haber obtenido los votos de la oposición.

Una vez se reúna la sala plena y se vote la ponencia se convocará nueva audiencia.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram