De acuerdo con la funcionaria judicial pese a la complejidad del asunto y a reconocer la diligencia de la Fiscalía y la judicatura, después de examinar los términos transcurridos desde la formulación de acusación han transcurrido 257 días, lo que legalmente excede en 17 días el plazo máximo para dar inicio al juicio oral

En tales circunstancias la jueza determinó acoger los planteamientos de la defensa de Cadena y conceder el beneficio de la libertad, no sin antes advertir que deberá continuar vinculado al proceso.

Al mismo tiempo, el despacho libró las órdenes respectivas ante el Inpec para que se materialice la libertad del procesado. 

Defensa satisfecha 

El abogado Iván Cancino, representante legal de Cadena y quien en dos oportunidades había ya intentado revocar la detención domiciliaria celebró la decisión de la togada. 

"Estamos felices pero con los pies en la tierra. Quedó absolutamente claro que hubo un vencimiento de términos, no por circunstancias atribuibles a la defensa", precisó Cancino

JiY agregó: "Ahora viene la segunda batalla que también ganaremos que es defender su  inocencia" 

Diego Cadena permanecía con el beneficio de detención domiciliaria desde agosto del año 2020, la cual cumple en su apartamento en la ciudad de Cali. 

La petición de libertad de Cadena fue respaldada por la Procuraduría

Tal y como lo informó en exclusiva Contrapeso a comienzos de agosto, la exconcejal de Ibagué, Luz Nelly Arbeláez renunció al partido Centro Democrático en las últimas horas.

En una escueta misiva a la cual tuvo acceso esta redacción, la empresaria le comunicó a la presidenta de la colectividad, Nubia Estella Martínez que por motivos personales da por terminada su militancia al partido del expresidente Uribe.

Rumbo azul

Es un hecho que Luz Nelly Arbeláez será candidata a la Cámara de Representantes por el Partido Conservador en marzo de 2022. El Barretismo la convenció de hacer parte de este selecto grupo de aspirantes, que tiene la misión de elevar a tres las curules del conservatismo en esa corporación.

Óscar Barreto si supo valorar el trabajo de la empresaria, expresidenta del Concejo de Ibagué y excandidata a cámara en 2018, año del más reciente ejercicio electoral de Arbeláez en el que superó los 4.000 votos.

Barreto Quiroga se graduó como experto en desmantelar al uribismo en el Tolima. Se llevó a Adriana Magaly Matiz como secretaria de despacho en su segunda gobernación, luego que esta fuera la mujer de confianza de Álvaro Uribe en su Unidad de Trabajo Legislativo cuando fungía como senador.

El excandidato a la alcaldía de Honda, Ronald Suarez quien militaba en el Centro Democrático fue seducido por el barretismo y ahora hace parte de sus filas. La excandidata a cámara Silvia Ortiz, fue asesora en el ‘palacio del mango’ y allí le hicieron el lance para matricularla en el partido conservador sin ningún éxito.  

Ahora, el uribismo pierde una carta importante de cara al 2022 sin Luz Nelly, no solo por su caudal electoral, sino por el trabajo y la disciplina que ha demostrado a lo largo de su carrera política y empresarial.

Ver también: Todos quieren con Luz Nelly

La expectativa se centra ahora en los candidatos que el senador Miguel Barreto vaya a presentar en la lista a cámara de su partido. Según lo establecido en una reunión del directorio departamental conservador, cada congresista tiene la potestad de poner un hombre y una mujer en el tarjetón.

Adriana Magaly Matiz postuló a Delcy Isaza y Gerardo Yepes. José Élver Hernández presentó al diputado Alejandro Martínez y le cedería su segundo cupo al Barretismo con Luz Nelly Arbeláez.

Así las cosas, el senador Barreto Castillo tiene una enorme responsabilidad en sus manos, con dos caminos posibles: presentar una pareja de aspirantes sólidos y de buen trabajo electoral para buscar la tercera curul en cámara, o aparecerse con dos desaguisados que no le aporten mucho a la colectividad azul y pasarle cuenta de cobro a la organización en la que militó.

Pase lo que pase, el Partido Conservador será el más votado en las elecciones al Congreso el año entrante. Desde allí le siguen apuntando a una misión que de imposible no tiene nada: elegir tres representantes y por qué no, dos senadores, algo que no ha ocurrido en la historia política del Tolima.

Ocurrió durante un foro virtual con ocasión de los 32 años del magnicidio de Luis Carlos Galán Sarmiento, organizado por la fundación Centro de Estudios Nuevo Tolima.

El espacio donde el exalcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez compartió panel al lado de Alfonso Valdivieso, Fernando Carrillo y Rodrigo Lara exploraba diversos aspectos de la vida y obra del dirigente liberal.

Durante su intervención Jaramillo se centró en el perfil de Galán el joven, lo que le sirvió como excusa para cargar contra el presidente Iván Duque y su manejo frente al estallido social que expresó aún no acaba.

El exmandatario de los ibaguereños aseguró que, el Presidente de la República, debió haber puesto cara a los jóvenes en Cali desde el primero momento y no enviar a funcionarios sin experiencia como los ministros de Defensa e Interior, de quienes dijo han ejercido una muy mala representación.

Nunca había visto un Ministerio de Gobierno y de Defensa tan mal representados, con falta de experiencia, de capacidad de gobernabilidad tanto administrativa como ejecutiva. Eso no se puede hacer. Uno atiende inmediatamente el clamor del pueblo y no espero dos meses”, aseguró el dirigente.

Abuso de poder

Más adelante, en alusión al discurso de Galán sobre el actuar de minorías hegemónicas que ponían la ley al servicio del sistema en los años 90, Jaramillo lanzó un segundo dardo al asegurar que hoy “la Constitución es irrespetada permanentemente y quienes tienen el poder, la ponen al servicio de ellos”

Por esa misma dirección, acotó no se entiende cómo a Epa Colombia la condenan a cinco años de prisión por destruir una infraestructura mal hecha, mientras otros ( sin terminar la idea) sugirió son exonerados.

Oposición bajo ataque

Jaramillo también hizo apología del discurso del caudillo liberal para arropar y defender las tesis de la oposición en la que actualmente milita.

Sostuvo que como lo pensaba Galán hace 30 años, sobre la acción del frente nacional de los ricos, quienes hoy se oponen a sus formas de gobernar se convierten en esbirros de la dictadura o traidores a la patria, del comunismo internacional.

A nosotros el presidente Uribe nos denominó guerrilleros vestidos de civil. Y hoy cuando nos quieren pasar a otro nivel nos dicen que somos Castrochavistas. Yo pregunto qué diferencia hay (…) cuando por no estar de acuerdo con el régimen, con el statu quo, con esta democracia imperfecta somos declarados castrochavistas, amenazados por las águilas negras y concebidos para no participar sino estar llenando las tumbas que ya hay millones en Colombia”, sentenció.

Guillermo Alfonso Jaramillo también opinó sobre el resurgimiento del partido nuevo liberalismo, reconoció que en al algún momento fue elegido senador con el apoyo de un sector de ese movimiento y se mostró esperanzado en que los anhelos de Luis Carlos Galán puedan compaginarse con el pacto histórico y la coalición de la esperanza para solucionar lo que el inmolado líder pudo haber resuelto tres décadas atrás.

¿Trasfondo político?

Pero otros aspectos del foro no pasaron desapercibidos para ContraPeso desde el punto de vista político.

El primero de ellos que el evento fuera organizado por la fundación Centro de Estudios Nuevo Tolima, donde convergen los intereses de la familia Martínez Rosales. No en vano, en varios apartados, Guillermo Alfonso Jaramillo rememoró amigablemente el nombre de Emilio Martínez.

El panel además fue presentado por Sandra Liliana Salazar, cuyo nombre suena como precandidata a la Cámara de Representantes. Ella, hija de la actual diputada, Rosmery Martínez.

Tampoco resulta una causalidad la particular cercanía que recientemente han mostrado Jaramillo y los Martínez, lo que podría estar allanando camino para futuros acuerdos.

El también ex senador recordó que siendo Jefe de Estado visitó el lugar de los hechos para conocer de primera mano lo sucedido, pero admitió que fue engañado por los soldados.

“Me da mucha tristeza decir esto: Me engañaron los soldados. El día que yo llegué allí me dijeron que unas personas habían fallecido en un combate con el Ejército”, manifestó Uribe.

El dirigente político expresó que después de revisar las piezas judiciales sobre el tema “hay sombras” y reconoció públicamente que no se trató de un combate sino de un asesinato de campesinos por el que los responsables están condenados.

Caso Potosí

Los hechos referidos por el expresidente ocurrieron el sábado santo 10 de abril de 2004, cuando cinco integrantes de una misma familia cayeron asesinados a manos de una patrulla del Ejército, en desarrollo de operaciones contra cabecillas de las Farc, en zona rural de Potosí, corregimiento de Anaime, jurisdicción del municipio de Cajamarca.

Las víctimas fueron identificadas como Albeiro Mendoza Reyes, Yamile Urueña Arango, Julio César Santana Gutiérrez y un menor de seis meses de edad (Cristian Mendoza Urueña).

Según confesión de los militares, en la acción también resultó herido Norberto Mendoza Reyes, sobreviviente del ataque inicial, pero quien una vez percatados del error también fue ultimado.

Por este episodio siete integrantes de la fuerza pública fueron procesados el cabo primero del Ejército José Alejandro Gómez Acevedo y los soldados profesionales Jhon Jairo Vizcaya Rodríguez, Alberto Pérez Duque, Noel Briñez Pérez, Luis Fernando Ramos Martínez, Jairo Sebastián Quintero Riaño y Jhon Jairo Guzmán Gallego, miembros del cuarto destacamento de la Compañía “Búfalo” adscrita al Batallón de Contraguerrillas No 6, Pijaos, con sede en Ibagué.

En dos instancias, cinco de los uniformados fueron condenados a penas por encima de los 35 años de prisión, en tanto que dos de ellos fueron absueltos.

Retractación

En un primer momento, el 12 de abril de 2004, el entonces presidente Álvaro Uribe se dirigió al país en una alocución radiotelevisada, defendió la honorabilidad de las tropas y anunció indemnizaciones a la familia de las víctimas.

Alocución del presidente Álvaro Uribe Vélez (Abril de 2004)

Durante el proceso judicial se supo que no solo los militares se negaron a brindar asistencia al único sobreviviente de la masacre sino que alteraron la escena del crimen al lanzar por un barranco las linternas que portaban los campesinos, esto preparando anticipadamente el argumento, según el cual habían resultado imperceptibles para el destacamento.

Varios años después de lo ocurrido, como relató a Noticias Uno, el padre de uno de los adolescentes asesinados, las familias continuaban esperando la ayuda prometida, pues además tuvieron que abandonar la región por intimidaciones de origen paramilitar.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram