• Banner Tomogó

“Problemas que dan miedo”: la inquietante premonición de la secretaria de Salud sobre construcción de hospitales en Tolima

mayo 7, 2024
Notablemente quebrantada, la secretaria de Salud Departamental, Katherine Rengifo, anticipó entre lágrimas el panorama ‘oscuro’ que afronta la gobernación, con las fallidas obras de los hospitales de Rioblanco y Chaparral. ¿La administración está dejando solo al exgobernador Orozco en esta polémica contractual?

La secretaria de Salud del Tolima, Katherine Rengifo, ‘sacó el paraguas’ a la responsabilidad del ejecutivo y anticipó lo que podría ser la posible consolidación de dos ‘elefantes blancos’ en los municipios de Chaparral y Rioblanco, con la accidentada construcción de los hospitales de Rioblanco y Chaparral, heredada del gobierno anterior.

El pronunciamiento, sorpresivo por su condición de autoridad, se dio nada menos que en el transcurso de las sesiones extras en la Asamblea Departamental, donde se debate el Plan de Desarrollo de la gobernadora, Adriana Matiz.

Alcaldía ibagué

Hay problemas que dan miedo, pero estamos haciendo todo para que salgamos adelante”, advirtió la funcionaria, quien además mencionó los procesos sancionatorios que se están ejecutando sobre ambos centros asistenciales “con el fin de establecer si hay incumplimientos”, por parte de los contratistas de dichas obras.

En medio de un evidente quebranto emocional por los fuertes cuestionamientos que le hicieron algunos diputados, Katherine Rengifo tuvo que suspender su intervención y cederle la palabra a la directora jurídica de la Gobernación para que continuara con el informe que, a priori, anticipa un panorama ‘oscuro’.

Tanto la jurídica, Paola Arbeláez, como la secretaria de Planeación, Dora Montaña, y hasta el presidente de la Asamblea, Felipe Ferro, le tiraron un ‘salvavidas’ a Rengifo, que se enredó explicando el estado actual de los contratos de obra de los centros asistenciales de Chaparral y Rioblanco.

Mediante un oficio dirigido a la Asamblea del Tolima, el Gobierno Departamental informó sobre el posible incumplimiento de la construcción del hospital San Juan Bautista de Chaparral, donde se invierten más de $78 mil millones a través del Consorcio Hospitalario 2023, encabeza del ingeniero Olaguer Agudelo, y que representa legalmente la señora Yadira Contreras Rincón.

Respecto a ese millonario contrato, la Dirección de Contratación, con base en el informe de supervisión aportado, puso en marcha el proceso sancionatorio “por presunto incumplimiento total del contrato que traería como consecuencia hacer efectiva la cláusula penal para declarar caducidad”.

Así debería quedar el hospital de Chaparral, pero la realidad es otra.

Del mismo modo, se pudo establecer que hubo una solicitud de cesión del contrato que permanece en estudio mediante un protocolo de “evaluación del cesionario en cuanto a los aspectos jurídicos, técnicos y financieros”.

Dicha cesión ya está en la mira, no solo de los diputados, sino de los organismos de control, por la complejidad jurídica y financiera que trae consigo la entrega, o si se quiere “venta” de dicho proceso contractual a un tercero.

Con un escenario muy similar, el hospital María Inmaculada de Rioblanco, con una inyección económica de $10.350 millones para la construcción de sus nuevas instalaciones, afronta también un ‘cantado’ proceso sancionatorio que se fundamenta a en el “presunto incumplimiento parcial del contrato”.

Este es el panorama de las obras del hospital de Rioblanco.

La situación en Rioblanco es tan crítica que, de acuerdo con los registros de interventoría, la ejecución con corte al 31 de marzo, apenas se encontraba en el 1,42%.

La postura de la secretaria de Salud Katherine Rengifo, sumada a las inminentes sanciones de la Gobernación a los contratistas, parece representar un mensaje premonitorio que anticipa un escenario poco próspero para estas poblaciones del sur del Tolima, que aguardan por la construcción de los centros hospitalarios anunciados por la administración anterior.

La expresión: “problemas que dan miedo” usada por la funcionaria, deja más dudas que certezas sobre el futuro de esas obras, y pone en entredicho el respaldo de la administración departamental al exgobernador Ricardo Orozco, que pareciera quedarse solo con la responsabilidad no solo administrativa, sino política de las obras inconclusas de los hospitales de Rioblanco y Chaparral.

Sesiones extras de la asamblea donde se debate el Plan de Desarrollo departamental.

Hay quienes hilan más delgado alrededor de esta polémica, recordando la filiación política de la titular de la cartera de Salud en la Gobernación, la cual pertenece al equipo político ‘gomezgallista’, del que hacen parte los excongresistas Gonzalo García, José Elver Hernández y el actual representante, Alejandro Martínez.

Surge el siguiente interrogante: ¿está interesado un sector del ‘gomezgallismo’ en golpear políticamente al exgobernador Orozco?

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram