• Banner Tomogó

La tusa tóxica de Jorge Bolívar

noviembre 4, 2023
Jorge Bolívar perdió las elecciones y no tuvo la gallardía de reconocerlo, al mejor estilo de un mal perdedor. Pasada una semana, de tener un ejército de testigos electorales, amigos ‘barretistas’ en la Registraduría y abogados escandalosos en los escrutinios, ahora dice que le robaron los comicios.

El circense acto desesperado de Jorge Bolívar, exigiendo el reconteo de votos frente a un colegio, dejó ver que es un pésimo perdedor y cinco conclusiones lo dejan al descubierto.

Antes de mencionarlas, quedan claras varias cosas: Bolívar se convirtió en un político frustrado que le cuesta aceptar su fracaso electoral y que después de cambiar varias veces de opinión sobre la contienda, quiere deslegitimar un proceso liderado por la Registraduría, comités escrutadores, jurados, testigos, entre otros.

Alcaldía ibagué

Bolívar pretende incendiar la ciudad con sus burdas protestas, apelando a la movilización de incautos. Un pésimo show que sorpresivamente no ha sido respaldado por ningún militante ‘barretista’, organización política a la que pertenece y obedece.

Estas son las consideraciones por las cuales el señor Jorge Bolívar está dando ‘patadas de ahogado’ luego de ocho días de transcurridas las elecciones de Alcaldía de Ibagué:

1. Jorge Bolívar y el Partido Conservador inscribieron a más de 1.200 testigos en mesas para vigilar el transcurso de las votaciones. Ninguno de ellos presentó reclamaciones en los formatos E-14, que hoy están denunciando, y que claramente corresponden a errores humanos en el diligenciamiento de los mismos.

2. Jorge Bolívar contrató a un grupo significativo de abogados, quienes fungieron como apoderados durante el proceso de escrutinio en el que se realizaron varias reclamaciones extemporáneas. Estas fueron atendidas por las diferentes comisiones, muchas de lo que denuncia mediáticamente. A raíz de ello, en algunas mesas se realizó el reconteo de votos validando los resultados.

3 . A diferencia de lo manifestado por Jorge Bolívar no se presentaron situaciones atípicas o denuncias de personas que no pudieron votar, más allá de las denuncias que como en todas las elecciones se presentan y que claramente no son representativas para alterar el proceso.

4. Según la Registraduría, no existe un patrón de trashumancia que alerte a un sector político en específico. Si esto fuera cierto lo hubieran denunciado en su momento y no después de una semana de haber perdido las elecciones.

5. El sistema electoral colombiano es uno de los más garantistas del mundo. Una mesa de votación está conformada por seis personas plurales, escogidas aleatoriamente, vigiladas por los entes de control, veedurías y testigos electores, quienes garantizan la transparencia del proceso.

Jorge Bolívar perdió las elecciones y no tuvo la gallardía de reconocerlo, al mejor estilo de un mal perdedor. Pasada una semana, de tener un ejército de testigos electorales, amigos ‘barretistas’ en la Registraduría y abogados escandalosos en los escrutinios, ahora dice que le robaron los comicios.

Pero las incoherencias de Bolívar y sus cambios de opinión cada 24 horas, le restan credibilidad a su pataleo insulso, estéril y perdido.

El 29 de octubre, luego de conocer los resultados, dijo en sus redes sociales que “aceptaba la voluntad de Dios”. Agradeció a sus electores y aseguró que iba a seguir recorriendo las calles. Se mostró cabizbajo, pero con actitud de reconocer la derrota.

Al otro día (30 de octubre) manifestó que aceptaría su curul en el Concejo de Ibagué y que iba liderar una “férrea oposición” al gobierno de Johana Aranda.

Voy a seguir trabajando por Ibagué, hoy les digo que haré valer y defenderé los intereses de todos los ibaguereños desde el Concejo de la ciudad”, escribió en sus redes.

Sin embargo, días antes, (27 de octubre) en entrevista con la emisora Ondas de Ibagué, aseguraba con decisión que no quería volver al Cabildo.

Yo al Concejo no vuelvo. Tranquilos, a los candidatos que están haciendo la tarea al Concejo quiero decirles que ahí no se les pierde una curul más. Van a quedar los 19 espacios abiertos”, indicó Bolívar.

Ahora, después de haber cambiado de opinión varías veces, seguramente por presión de su jefe Óscar Barreto, Bolívar sale a decir que no acepta los resultados del preconteo y que le robaron las elecciones. Juzguen ustedes la credibilidad del excandidato conservador. ¿Ustedes le creen?

Los verdaderos hombres se conocen en la derrota.

Por: Juan David Ortiz Molina - Comunicador Social y Periodista 

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram