Banner UT

Guerra sin cuartel en el Concejo de Ibagué

octubre 23, 2021
La elección de Personero Municipal parece ser el florero de Llorente que destapó la caja de pandora al interior del cabildo local. A cualquier costo, incluso transgrediendo el límite la intimidad, algunos sectores dentro de la misma corporación quieren la cabeza de Francy Johanna Ardila

Fue una declaración entregada por el propio presidente de la Corporación, Arturo Castillo, durante la plenaria de este sábado la que dejó en evidencia que detrás de las fotografías donde se le aprecia departiendo cariñosamente con una mujer estaría uno de sus compañeros de curul.

El asunto doméstico e íntimo trascendió al plano de lo público cuando un portal web aseveró que, la dama que se aprecia en la escena, es la electa personera municipal, Francy Johanna Ardila y que las capturas se habrían obtenido la noche del 21 de octubre, el mismo día en que se produjo su designación y posesión.

Al referirse al tema ante el pleno del Concejo, Castillo desmintió que se tratara de la personera Ardila para quien también pidió respeto.

Y arremetió duramente contra quienes dijo apelan a la bajeza sin importarles la imagen de la Corporación.

"Hoy salió una noticia que yo soy el novio de la Personera, imagínese usted. Estoy sentido porque no es cierto, porque respeto la democracia, respeto mi familia y conocemos lo peor de un ser humano en la política", acotó.

Castillo desmintió tajantemente haber compartido con la personera Ardila después de haberle tomado posesión, como era su obligación legal.

"No me he visto con la señora Personera desde el día de su posesión, para mi es una dama a quien respeto y respetaré igual que a mi familia".

Y agregó: "Solo le digo a la opinión pública que hubo un concurso de méritos, que ganó el mérito, que el Concejo eligió el mérito como dijo la Corte Constitucional y el Consejo de Estado y desafortunadamente hay personas de mala calaña que algún día tendrán que salir de esta Corporación", dando a entender que la controversia habría tenido origen dentro del mismo cabildo.

Fake news

La manifestación del Presidente del Concejo motivó la inmediata reacción de otros cabildantes, que resultaron salpicados en el incómodo escándalo, al aparecer en las controvertidas fotografías.

Eduard Toro calificó el hecho como miserable y pidió a quien estuvo detrás de ello respeto por la intimidad de los demás.

Al mismo tiempo, dijo que esos comportamientos de seres vacíos no pueden desconcentrar a la institución de sus objetivos.

A su turno, Ricardo Zarta, quien también acompañó a Castillo en el lugar de las capturas fotográficas, dijo conocer la absoluta realidad de lo ocurrido y expresó que la información divulgada no sólo dista de la realidad sino que claramente fue utilizada con malas intenciones.

Zarta repudió que al no poder brillar en el ejercicio político, algunos, sin dar nombres, apelen a este tipo de conductas sin medir las consecuencias.

Por su parte, el concejal César Franco se solidarizó con el Presidente de la Corporación y ratificó que detrás de este molesto episodio hay intereses políticos.

Franco recriminó el que se antepongan intereses incluso personales por encima de los principios y la ética.

En el mismo sentido el concejal William Rosas, subrayó que no se puede pretender ganar el partido que se perdió en la cancha desde el escritorio, atribuyendo indirectamente esto a retaliaciones de quienes no quedaron conformes con la elección de Francy Johanna Ardila.

Rosas subrayó que para eso existen otras instancias y recursos a los que bien se podría recurrir, sin necesidad de atentar contra una familia.

Solidaridad plena

Desde la oposición también se escuchó la voz del concejal Javier Mora quien catalogó lo sucedido como una miserableza que habla muy mal de quien la hace.

Mora confió en que después de escuchar a los demás integrantes de la Corporación existe suficiente claridad sobre los hechos.

Insistió en que el Concejo debe ser un escenario para el debate democrático, desde lo técnico y lo político, pero no desde lo personal, apuntando una vez más a que uno de los integrantes del cabildo habría tenido que ver con el origen del escándalo.

Lo único cierto es que a estas alturas y sobre la base de las imágenes divulgadas no existe ninguna evidencia contundente que permita asegurar, como con ligereza se expuso desde cierto portal web, la mujer de la fotografía y la posesionada Personera de la ciudad sean la misma persona.

Desvirtuado también queda que las capturas hayan sido obtenidas el 21 de octubre por tanto estas corresponderían a un espacio social de un grupo de concejales durante la noche del viernes.

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram