• Banner Tomogó

El ‘Todopoderoso’ Gonzalo García Angarita

abril 12, 2023
El excongresista conservador, condenado por compra de votos, es consejero de un sinnúmero de alcaldes, políticos y funcionarios. Es el poder a la sombra en el Partido Conservador y junto a Ricardo Orozco, pretenden recoger las banderas del ‘barretismo’, navegando por aguas peligrosas.

En el 2006, Gonzalo García Angarita se encumbró como la esperanza para el Tolima, al lograr con categoría una curul en la Cámara de Representantes de la mano del desaparecido líder conservador, Luis Humberto Gómez Gallo.

Por esas calendas, Gonzalo contó con el respaldo del naciente ‘barretismo’, que a propósito, definió el principio de una era gloriosa azul, que más adelante capitalizaría el hoy senador Óscar Barreto, al arrebatarle la gobernación del Tolima en 2007 al Partido Liberal.

Alcaldía ibagué

A Gonzalo García Angarita, un hombre de extracción humilde, oriundo del Valle de San Juan, nadie le refuta su capacidad de trabajo, la relación con el electorado y los dotes de liderazgo en procesos claves de poder.

Incluso ahora desde su lugar de residencia en el sector de la Herradura del barrio La Pola en Ibagué, sitio donde desfilan a diario dirigentes políticos, alcaldes, funcionarios, entre otros actores de la vida pública regional, se maneja gran parte de la política en el departamento.

Fue el mentor de José Elver Hernández Casas. Muchos lo reconocen como el jefe de la organización, por encima de 'Choco' y el propio Alejandro Martínez, de quien se esperaba más gestión y protagonismo en el Congreso. El ajedrecista y calculador del equipo sin duda, es el exalcalde del Valle de San Juan. García Angarita hoy es el dueño del balón y de las decisiones tácticas en el ‘gomezgallismo’.

Gonzalo García Angarita, es el número uno del ‘Gomezgallismo’.

Por su casa en campaña lo han visitado desde Mauricio Jaramillo, hasta el hoy senador Óscar Barreto, y un gran número de candidatos a las alcaldías del Tolima, siendo su más constante y asiduo invitado, el gobernador José Ricardo Orozco Valero, con quien a diario discuten temas esenciales de acuerdos, movidas y estrategias para consolidar golpes políticos de relevancia.

El gobernador Orozco y Gonzalo García, quieren apoderarse del conservatismo en el Tolima.

Desde su residencia en La Pola donde paga condena por corrupción al sufragante, delito que aceptó cometer ante la justicia, el propio Gonzalo, se han gestado, entre otras obras, la construcción del parque de Santa Isabel, el mega colegio del Valle de San Juan y la remodelación del estadio del municipio de Fresno. Estas obras que superan los 22 mil millones de pesos en inversión, se ejecutan en municipios claves para los intereses del ‘Gonzalismo’.

Con obras cómo esta, la Gobernación consiente al equipo de Gonzalo García.

La vida social y política de Gonzalo García se reduce al espacio físico de su residencia, en virtud a que goza del beneficio de casa por cárcel. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para haber alcanzado 40 mil votos en la elección de Alejandro Martínez y endosar una cifra parecida a la campaña al Senado de Óscar Barreto.

Cerca de 9 mil millones de pesos invirtió la gobernación en el estadio de Fresno, otro fortín del ‘gonzalismo’.

Jugando con candela 

En esa casa prácticamente se construyó la exitosa elección de alcaldes al consejo directivo de Cortolima, a tal punto que el excongresista Jaime Yepes, coordinó directamente con Gonzalo García la alianza para asegurar su cupo, siendo garante el propio gobernador Ricardo Orozco.

La elección de tres de los cuatro alcaldes en la asamblea corporativa, se cocinó de principio a fin entre dos chefs: el gobernador Orozco y el excongresista Gonzalo García, quienes desde ya están preparando los ingredientes para poner cuota propia en la dirección de Cortolima.

Lo curioso es que tanto Gonzalo como el gobernador Orozco, no tienen en sus cuentas apoyar la reelección de Olga Lucía Alfonso. Su carta para suceder en el cargo a la actual directora es la cuestionada gerente de la Lotería del Tolima, Victoria Castillo.

Olga Alfonso, no será la candidata del gobernador a la dirección de Cortolima este año.

Orozco está moviendo fichas y haciendo lo impensado, por promover con los alcaldes y algunos consejeros de Cortolima, la elección de Castillo en la dirección general, en una especie de ‘fuego amigo’ al interior del ‘barretismo’. El plan B de Orozco en Cortolima, es su secretario de Planeación, Juan Pablo García Poveda.

Puede Leer: Gerente de la Lotería del Tolima pedía comisión a contratista: Fiscalía

Desde los acuerdos respetuosos y que se honraban entre Luis Humberto Gómez Gallo y Mauricio Jaramillo para distribuir el poder y las cargas en la entidad ambiental, Gonzalo conoció el manejo y la minucia de cómo funcionaba esa poderosa entidad.

Por eso, lideró el proceso de elección de los alcaldes en el consejo directivo e insistió en la importancia de elegir a Juan Carlos Castaño de Mariquita, no para congraciarse con el ‘yepismo’, sino para asegurar ese voto a favor de sus intereses.

Puede Leer: Ricardo Orozco y el divorcio Yepes - Hurtado

Estar privado de la libertad no le ha impedido a Gonzalo García Angarita ser cacique, amo y señor del ‘gomezgallismo’; además de ser absolutamente determinante e influyente en las elecciones regionales, tanto en el 'barretismo' como en el Partido Conservador.

Gonzalo García será clave en desbaratar los acuerdos entre José Elver Hernández y el alcalde Andrés Hurtado, restándole votos a Johana Aranda, para llevarlos a favor de la campaña de Jorge Bolívar, el candidato del piso 10 del ‘Palacio del Mango’.

Gonzalo García Angarita y Ricardo Orozco, tienen un plan claro: convertirse en los jefes del Partido Conservador en el Tolima. Con la retirada de Óscar Barreto en el corto plazo, la dupla Orozco - Angarita pretende quedarse con las llaves de la organización ‘barretista’.

El gobernador está navegando por aguas peligrosas y turbias, al saltarse el conducto de su equipo político en varios escenarios, de la mano de Gonzalo García.

Orozco se obsesionó con Jorge Bolívar como candidato a la Alcaldía de Ibagué, pasando por encima de aspirantes raizales del ‘barretismo’ como Alexander Castro y Carlos Portela. Le está montando competencia dura en Cortolima a la ‘consentida’ del senador Óscar Barreto en la dirección de la entidad, con Victoria Castillo.

Para completar, Orozco Valero le está entregando mucho poder e influencia desde la administración a su nuevo mejor amigo y socio: el cuestionado excongresista Gonzalo García, quien hoy, es el verdadero poder detrás del trono en el Partido Conservador.

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram