El miedo 'golpista' del alcalde Hurtado

julio 27, 2021
Las constantes crisis del gabinete municipal no saben a nada. El alcalde parece amenazar con darle un golpe de estado al barretismo, pero siempre recula. ¿Por qué el miedo? ¿Qué pierde y qué gana el alcalde con el grito de independencia?

El alcalde Andrés Fabián Hurtado pasará a la historia como el que más cambios ha hecho en su gabinete. De los más recordados el del excontralor departamental Edilberto Pava, quién duró en el cargo tan solo un fin de semana como secretario de Desarrollo Social Comunitario. Pava se posesionó el 9 y salió el 13 de abril de 2020 por una supuesta inhabilidad, que ya quedó archivada.

Para nadie es un secreto que el ingeniero Andrés Hurtado, mucho antes de aterrizar en el barretismo, venía trabajando su campaña a la Alcaldía de Ibagué. Y si bien, el equipo del exgobernador Barreto fue importante en su elección, Hurtado llegó con un plante electoral que le heredó a su eterno jefe político, Rubén Darío Rodríguez.

Las crisis en el gobierno terminaron engrosando las cuotas del barretismo en el gabinete municipal.

El hoy Alcalde siempre ha querido enviar mensajes de independencia al barretismo. Desde la misma conformación de su gabinete - el cual es una mezcla de experiencia, con política tradicional y pago de favores políticos - Hurtado ha tratado de vender la imagen de que es un mandatario autónomo e independiente, pero no es así.

Con algunas excepciones, las crisis en el gobierno terminaron robusteciendo las cuotas del barretismo en el gabinete municipal. Cuando Hurtado ha querido refrescar la nómina, aparece el perrero del Cañón del Combeima y lo termina doblegando.

Lo que no sabe Hurtado es que el barretismo necesita más de él que al contrario

Nombramientos como los de Sandra García y Rodrigo Herrera en el Ibal, Paola Arbeláez en Infibagué, Soledad Orozco en Desarrollo Rural o el propio Didier Fabian Blanco, quien tuvo que sentarse con Óscar Barreto para llegar a la gerencia de la Gestora Urbana, dan muestra de ello.

Pese a que le sobran las ganas y los argumentos, Hurtado parece tener miedo de dar el grito de independencia. Muchos amigos le han pedido que se aparte del barretismo, que gobierne con el pueblo, con la gente que le cargó sillas en la campaña y con aquellos políticos que no les de pena defender su obra.

Lo que no sabe el Alcalde es que el barretismo necesita más de él que al contrario. Tener del lado la maquinaria y la chequera en Ibagué, le abarata los costos de campaña a cualquier grupo político. Hurtado no se va a poder contar en las próximas elecciones legislativas: le juró amor eterno a Gerardo Yepes a la Cámara y muy seguramente terminará votando por Óscar Barreto al Senado.

No es difícil vaticinar que el mandatario perderá con cara y con sello si continúa en esa orilla. De ganar las elecciones en Ibagué con amplio margen, el barretismo saldrá a decir que son votos propios, producto del fervor conservador que ha despertado el ‘altísimo’. Pero si no llegan a obtener los resultados esperados, van a responsabilizar del fracaso a la imagen y a la gestión del Alcalde de Ibagué.

El denominado hurtadismo solo tiene futuro lejos de Óscar Barreto. Si el jefe de gobierno local decide emanciparse y gobernar con congresistas inconformes con el trato que les ha dado el barretismo, como Jaime Yepes, José Elver Hernández, Ricardo Ferro y hasta el propio Miguel Barreto, podrá darse el lujo de administrar el poder sin ataduras y consolidando su propia estructura política para el futuro.

¿Tendrá las agallas para hacerlo? , el tiempo lo dirá.

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram