'Barretismo' apuesta a poner Senador con los votos de 8 municipios

febrero 12, 2022
En la campaña de Óscar Barreto se respira triunfalismo y confianza. Hasta ahora se empiezan a ver reuniones masivas, a menos de un mes de las elecciones. En varios municipios se extraña la presencia del exgobernador, quien era recordado por darle varias vueltas al Tolima en época electoral. Análisis.

La fuerza político – electoral y acumulación de poder, burocracia, clientela y manejo de entidades presupuestalmente sólidas, le ha permitido al exgobernador y candidato al congreso, llevar un ritmo de campaña tranquilo, sin intensas agendas y sin visitar todo el territorio departamental.

Óscar Barreto Quiroga, es sin duda un líder que cambió estilos y forma de hacer política en el Tolima. Sus aliados lo reconocen, mientras que sus contradictores saben que los ha diezmado producto de su capacidad de trabajo y por los resultados de 2019 donde mantuvo la gobernación, ganó por primera vez la Alcaldía de Ibagué, logró mantener rector en la UT y eligió directora en Cortolima.

Contrapeso consultó fuentes al interior del ‘barretismo’, personas de entera confianza y quienes, en últimas, tienen poder de decisión en la campaña y que le ayudan al exgobernador en la difícil tarea de administrar el imperio que han construido. Recogiendo la información suministrada, se puede hacer el siguiente análisis.

Bajo esa premisa, el abogado oriundo del Cañón del Combeima, a sus casi 61 años de edad, ha llevado una campaña al Senado bastante atípica, renunciando completamente a lo que ha sido su estilo: estar en el territorio, recorriendo cada rincón del departamento, caminando las trochas de la región con botas pantaneras cuando las camionetas no pueden avanzar. 

Esto se debe a que no quiere desgastarse y a que su ‘primer anillo’ le inisite en que, con tan solo 8 municipios, de forma intensa y haciendo esfuerzos con la reconocida plataforma, llegará al Senado, imponiendo de paso condiciones en el directorio de su Partido Conservador.

Las Cuentas

Según los resultados electorales de 2015 en el que Barreto logró su segunda elección como Gobernador del Tolima, en solo 8 municipios obtuvo 123.686 votos.

Para los asesores y analistas del ‘barretismo’, dadas las condiciones de poder y los resultados que han dado en la administración pública, esa votación se castigaría en un 40%, teniendo en cuenta que las elecciones de Congreso tienen motivaciones distintas.

En ellas no hay máquinas que apelan al menudeo del día de elecciones (concejales, diputados, alcaldes y el mismo gobernador), por eso consideran que con los 74 mil votos que esperan obtener en Ibagué, los 4 municipios PDET (Ataco, Chaparral, Planadas y Río Blanco), más Espinal, Fresno y Melgar, el ‘altísimo’, como le dicen sus amigos cercanos, tendría una de las 102 curules de circunscripción nacional en la Cámara alta.

Miguel Barreto, antiguo aliado del barretismo y primo del exmandatario, en esos mismos 8 municipios en el año 2018, obtuvo la nada despreciable suma de 32.981 votos, lo que le representó el 39% de la credencial que hoy ostenta como Senador. Óscar Barreto, pretende sacar más del doble de lo obtenido por su primo, hoy en orillas diferentes.

En Ibagué, por ejemplo, Barreto Castillo obtuvo 18.803 votos. El barretismo aspira a que su líder llegue a los 45 mil votos solo en la capital del Tolima. En Chaparral, Ataco, Ríoblanco y Planadas, el senador obtuvo 7.263 votos. El candidato Barreto y todo su séquito, consideran que con las realizaciones en el sur del Tolima, tienen que traerse de los PDET no menos de 15 mil votos. 

En Espinal, mal llamada cuna del conservatismo tolimense (el partido azul no pone alcalde desde el año 2003), Miguel logró conquistar a 3.588 ciudadanos, teniendo en ese momento a Hernando Cárdenas como candidato a la Cámara y la fuerza del ‘gomezgallismo’, representada por Choco, quien logró reelegirse en ese periodo; mientras que en las cuentas del abogado Óscar se espera superar los 6 mil votos y derrotar la maquinaria del alcalde Juan Carlos Tamayo, jugado de pies y manos con el hoy senador. 

Las otras joyas de la corona son Fresno y Melgar. En el primero, Miguel Ángel sacó 2.100 votos; su primo aspira a obtener no menos de 4.500 con un Mario Castaño al que su grupo se le fracturó, al irse el diputado Fabio Rodríguez y los exalcaldes Alberto y Albeiro Gómez con Miguel. 

En la capital del oriente para el año 2018, con un Alejandro Martínez de diputado y haciendo oposición, se lograron alzar con 1.227 sufragios; Óscar Barreto dice que con alcaldía y la candidatura de Alejandro a Cámara jugando a su favor, hoy no sacará menos de 4 mil votos.

En ese escenario se entiende el por qué la campaña de Barreto ha sido tan visible en redes, hace presencia en los municipios y excede la publicidad en Ibagué.

Lo que no tiene explicación, es que aquel exgobernador ‘trochero’, primer mandatario seccional en la historia que visitó Marquetalia, aquel que conociera y reconociera el territorio de Herveo a Planadas y de Cajamarca a Villarrica, no hubiese apretado el paso hasta hoy.

Pareciera que Óscar Barreto se hubiera quitado las botas en esta campaña, no ha ido ni a la mitad de los municipios del Tolima, esos que visitaba pese al clima, la inseguridad o las diferencias políticas.

La última semana, por ejemplo, se le ha visto haciendo presencia en otros municipios donde no tenía presupuestado ir, e incluso en correrías por el Meta y eje cafetero, donde según fuentes consultadas con aliados y exaliados del barretismo, aspira a obtener no menos de 12 mil votos.

Óscar Barreto está confiado, en sus cuarteles de invierno respiran triunfalismo. Se dio el lujo de no recorrer gran parte del territorio departamental en esta campaña, apostándole a que la concentración de poder y los resultados a lo largo de su vida pública, le dé frutos.

Se siente tan holgado en materia electoral, que las masivas concentraciones del pasado y que lo llevaron al décimo piso del palacio del mango en dos oportunidades, se convirtieron ahora en recepción de delegaciones en su casa en Calambeo o en su finca de Pastales.

Ahora Barreto se está saliendo de su zona de confort, donde nunca lo habíamos visto. ¿Le darán las cuentas para llegar al capitolio?

Óscar Barreto en Alpujarra en 2009

LAS MÁS LEIDAS

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram