A menos de 24 horas de las elecciones legislativas, nuevamente los escuderos del exgobernador y candidato al Senado, Óscar Barreto, sacaron su artillería digital para atacar a sus adversarios políticos.

El protagonista, como en la mayoría de veces, es el asesor barretista Nelson Augusto Hernández Arteaga, recordado por maltratar desde sus redes sociales a la candidata a la Cámara liberal, Olga Beatriz González, y compararla con la empresaria condenada del Chance, Enilce López, alias “La Gata.”

Puede leer: (No soy ni gata ni perra”: Olga B. le responde al barretismo por maltratar a las mujeres)

En esta oportunidad los ataques se han dirigido en contra del candidato al Senado, Miguel Ángel Barreto, con quien el personaje en cuestión, no ha ahorrado ninguna clase de calificativo a través de sus perfiles para desprestigiarlo.

El evidente desespero de Hernández, y su grupo político, lo han llevado a promover mala imagen por fuera del Tolima.

CONTRAPESO conoció que el escudero barretista ha enviado activamente a través de grupos de WhatsApp del Partido Conservador en Bogotá, información falsa para perjudicar al actual Congresista tolimense.

A esta redacción llegaron varios pantallazos de los mensajes que Hernández Arteaga ha enviado con intensidad a varios grupos, entre ellos, al de concejales conservadores del departamento de Putumayo.

Sin embargo, la difusión de los mensajes de dudosa credibilidad cayeron mal entre los cabildantes.

De hecho, varios de ellos le llamaron la atención y se mostraron indignados por la desesperada estrategia del barretista a pocas horas de los comicios.

“Espero que el señor Nelson, quien apoya a otro candidato (Óscar Barreto), por favor tenga respeto hacia otros aspirantes. Esa no es la mejor forma de hacer política doctor Nelson. Espero respete a las personas del Putumayo y a los demás candidatos”, manifestó el concejal y expresidente del Cabildo, Diego Zambrano.

Pero las ganas de Hernández Arteaga por querer empañar la imagen del senador Miguel Barreto en la recta final de la campaña no se detuvieron ahí.

En su perfil de Facebook se ha dedicado a compartir comentarios ofensivos y noticias falsas.

Fuentes de esa organización revelaron extraoficialmente que en grupos internos, la artillería en contra de Miguel Barreto se ha incrementado notablemente en las últimas 24 horas.

“Tal parece que la gigantesca y colosal ola de apoyos en Ibagué durante el último mes al senador, levantó ampolla y generó un manto de desesperación entre los barretistas. Por eso están atacando a Miguel por todo lado tratando de hacerle mala imagen para el domingo”, afirmó el exdiputado Edwin Berrío.

Hernández no soporta que ningún “amigo” de sus redes sociales apoye a otro candidato diferentes al suyo.

Es tal la impaciencia, que las presiones y comentarios denigrantes se trasladan a las publicaciones de otros usuarios con quien discute y cuestiona por el hecho de publicar publicidad de Barreto Castillo.

Estas elecciones, sin duda, han sido distintas a las demás. Más aún, cuándo hay un pulso entre dos rivales políticos que se roban el protagonismo y despiertan todo tipo de acciones, muchas de ellas cuestionables.

Por eso, la cita con la democracia este próximo domingo 13 de marzo no puede verse empañada por estas acciones bajas que demuestran una clara desesperación por el crecimiento de los contenedores políticos.

A la democracia y a los candidatos, sea cual sea su partido, hay que respetarse. Una cosa es el debate en la redes y otro en las urnas. A Nelson Hernández y compañía, hay que invitarlo a vender su panela, sin hablar mal de la panela del vecino.

Desde el año 2011 cuando Óscar Barreto perdió las elecciones a manos del partido Liberal, la organización que lidera el exgobernador no había tenido derrotas electorales significativas o pérdida de espacios importantes de poder.

La de hoy en Cortolima es la crónica de una derrota anunciada, teniendo en cuenta que los aliados venían reclamando escenarios reales de poder al interior de la corporación y mejor participación en la nómina. La realidad es que los amigos de Barreto Quiroga no llenaron las expectativas y nunca tuvieron un manejo real en las decisiones de la entidad.

La elección de los cuatro alcaldes en el Consejo Directivo de Cortolima (Líbano, Villarica, Alpujarra y Ataco), sacude como un terremoto el mundo político del departamento, cuando se entiende que los mandatarios locales son los que mueven las maquinarias electorales y definen en cada municipio las elecciones; la de este 13 de marzo no será la excepción.

Hoy la histórica “aplanadora barretista” que mostró poder de convocatoria el pasado viernes en el evento de David Barguil en el parque Murillo Toro, y que ganaba elecciones habidas y por haber, tiene más cara de Renault 4, ya que no se pudo imponer en la jornada electoral interna de la corporación autónoma, acontecimiento hace mucho tiempo no registrado.

La reacción predecible es que se pretenda ‘bajarle la caña’ a la elección de los delegados ante el Consejo Directivo de Cortolima, porque según el propio barretismo, estos alcaldes solo sirven para aprobar el plan de acción de la vigencia y dar autorizaciones de “menor importancia”.

Con este panorama, si la elección de director de la corporación fuera mañana, pensar en la reelección de Olga Lucía Alfonso, sería poco probable, partiendo que tendrían tres alcaldes y medio en contra de los intereses barretistas.

Además, la mayoría de integrantes del consejo tampoco comulgan con el exgobernador Barreto Quiroga: dos delegados del alto gobierno con afinidad en otras causas políticas y cuatro votos representados en ONG´s y gremios económicos con inconformidad frente a cómo se ha dividido el pastel burocrático y el presupuesto de la entidad, en el pasado liderado por el jaramillismo y el gomezgallismo, pero hoy bajo el mando absoluto del candidato al senado, Óscar Barreto Quiroga.

Así quedó el mapa político en Cortolima

Los congresistas Jaime Yepes, José Elver Hernández y Miguel Barreto, con acuerdos electorales claramente identificados en la política regional, tienen en este momento mayorías en Cortolima, acompañados por el partido liberal de Mauricio Jaramillo, quien claramente ha sido generoso y hasta impulsor de la reelección del senador Barreto Castillo en municipios con influencia de la colectividad roja.

Alcalde del Líbano

El alcalde del Líbano, Jesús Antonio Giraldo Vega, en su momento aliado del barretismo, pero con motivaciones de sobra para apoyar las campañas al congreso de Miguel Barreto y Jaime Yepes, hoy llega al Consejo Directivo de Cortolima en representación del norte del Tolima.

Sorpresivamente, el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, a través de su delagado, le dio la espalda al barretismo: apoyó a Giraldo Vega.

Alcalde de Alpujarra

El ingeniero Albeiro Trujillo, alcalde de Alpujarra, ninguneado en el barretismo y quien tiene serias e irreconciliables diferencias con el gobernador Ricardo Orozco, entra a Cortolima en representación de los alcaldes del sur oriente del departamento; es amigo leal de Jaime ‘el mono’ Osorio y del congresista Choco, quienes en llave cerraron filas hace rato por la reelección del senador Miguel.

Alcalde de Ataco

Por el sur del departamento y como un reconocimiento a los municipios PDET, llega Miller Aldana de Ataco, quien si bien no tiene filiación política alguna, ha sido el gran beneficiado de la bolsa de 600 mil millones de pesos gestionados por Miguel ante el gobierno nacional: más de 30 mil millones de pesos se quedaron en obras en esta localidad por cuenta del senador. Los amigos de Aldana tienen hoy un pie con Miguel y otro con Oscar Barreto.

De hecho, fue tan evidente la desconfianza del barretismo por el alcalde de Ataco, que a última hora movieron fichas de forma desesperada para imponer al alcalde de Ortega, Omar Carrilo, pero la jugada fracasó.

Alcalde de Villarrica

Finalmente, entra por el oriente y de origen liberal, Julio César Pérez, alcalde de Villarrica, otro de los mandatarios ‘rojos’ que ha sido el vehículo para que el jaramillismo deje entrar  las inversiones gestionadas por el Partido Conservador, y no precisamente del barretismo.

Mayorías 'miguelistas'

Los cuatro alcaldes que hoy llegan al Consejo Directivo, distanciados de las causas electorales del abogado Óscar Barreto, hicieron parte del M24, aquella recordada reunión con 24 alcaldes que lideró en 2021 el senador Miguel Ángel Barreto en zona rural de Ibagué, es decir, sintonizados con su causa política.

Al alcalde de Ataco el barretismo lo quiere presentar como mandatario de sus huestes, cuando a ciencia cierta esto no es así. La independencia de Miller Aldana, le ha permitido recibir del gobierno nacional más de $30.000 millones en mejoramientos de vivienda, intervención de vías y unidades sanitarias, para darle una mejor condición de vida a los atacunos, todo esto impulsado y gestionado por Miguel Barreto.

La asamblea corporativa es, según los estatutos, el máximo órgano decisorio de la corporación autónoma. La componen los 47 alcaldes del departamento y la preside el Gobernador del Tolima.

Cada año, se escoge de entre sus miembros cuatro delegados al consejo directivo, el sistema de elección lo decide la propia asamblea, habitualmente se realiza bajo el mecanismo de planchas, en las que por afinidad política o por regiones los alcaldes deciden quien los representará en cada periodo.

Haciendo memoria

Es de recordar que el año anterior, el barretismo mostró una cara ganadora y democratización del consejo directivo, pero al final, lo que se vendió como una estrategia de unidad promovida desde la gobernación, fue nada más que la imposición de mayorías a través de postulación de una sola plancha.

Lo que se vendió a comienzos de 2021 en medios de comunicación, fue que el barretismo volvió a ganar. Pero lo que no se dijo, es que la realidad de la presentación de una sola plancha de alcaldes, era que el barretismo no contaba con mayorías para poner a los 4 alcaldes del redil. Por eso, el gobernador Orozco haciendo control de daños, envió un mensaje de unidad invitando a los alcaldes a presentar una sola lista.

Para esa elección, el barretismo logró meter en el consejo a unos de sus alcaldes (Venadillo), escudero de la organización, recordado por dejar quitar vallas políticas de sus opositores en el municipio.

Este año, la directora Olga Lucía Alfonso no tendrá mayorías, y la elección de hoy vaticina lo que podría suceder a finales de 2023, cuando el consejo directivo defina quién será el número uno de la corporación.

Si bien falta mucho para eso, las legislativas y las coaliciones locales para la elección de alcaldes y gobernador, se podrían convertir en el primer paso para quitarle poder al barretismo, no solo en Cortolima, sino a nivel regional.

Con el batacazo de hoy en Cortolima, quedó demostrado que tener la gobernación, alcaldía de Ibagué, y casi todas las entidades públicas del departamento, no garantizan victorias electorales.

Además, deja al descubierto una realidad que no aceptarán en el barretismo: quien en el pasado era fundamental en la composición de mayorías en Cortolima, hoy les dio cátedra en la elección de alcaldes en el Consejo Directivo de la corporación, Miguel Ángel Barreto Castillo.

Óscar Barreto tiró línea. Le dijo a sus seguidores por quién “deben” votar a la Cámara de Representantes.

Lo hizo en un airado discurso en la vereda Chucuní (Ibagué), sin importar que de paso haya generado la desmoralización de las tropas, o le haya bajado la caña a quienes, fielmente, le están cargando ladrillos y están jugados apoyando su aspiración al Senado en otras regiones del departamento y hacen parte de la lista del Partido Conservador a esa corporación.

"Gerardo Yepes es el único candidato a la Cámara por el que Óscar Barreto pide a sus amigos que voten por él, ningún otro candidato a la Cámara yo estoy apoyando y a nadie más le estoy diciendo que voten", manifestó Barreto Quiroga.

Y agregó: “Y yo no mando razones con nadie, ni con terceros; por eso he venido yo mismo esta tarde a decirles que el candidato a la Cámara se llama Gerardo Yepes C106 y los invito a que me acompañen en este proceso”.

La bendición a Gerardo Yepes sin mandar razones dejó confundidos, atónitos y alicaídos a los seguidores de Delcy Isaza, también de los afectos de Barreto, y peor aún al propio Alejandro Martínez, quien encabeza la lista azul a la Cámara y en sus correrías no ahorra palabras para impulsar la candidatura de Barreto al Senado.

Escuche las declaraciones:

¿En qué momento se fracturó la confianza de quién es considerado como el jefe natural del Partido Conservador en el Tolima con los otros candidatos de la lista ? Y eso sin contar a quienes también hacen parte de la lista azul pero tienen menor opción de lograr una curul en las próximas elecciones.

Hasta hace pocos días, Delcy Isaza y Gerardo Yepes mantenían una “guerra fría interna” por lograr el guiño de la representante Adriana Magali Matiz. Cada uno decía en sus discursos que era el ungido por la destacada parlamentaria.

Con este pronunciamiento, parece que Gerardo Yepes gana el pulso, el premio mayor, porque los seguidores de Barreto tienen la orden de apoyarlo. Con las sorpresivas declaraciones, sin duda, se catapulta la campaña del exgerente de Indeportes.

¿Qué pasará, entonces, con los otros candidatos? ¿Alejandro Martínez hablará de Barreto con tanto ahínco como hasta ahora?

Óscar Barreto pisó el freno a fondo en la campaña de Isaza a la Cámara. ¿Sus seguidores del sur del Tolima irán hacia otras campañas? Qué bajada del bus tan estrepitosa.

La novela de los ‘tumba vallas’ continúa. Luego del escándalo que se generó en Venadillo por el retiro de un pasacalle del partido Cambio Radical, los barretistas, al parecer, siguen bajando publicidad de sus adversarios políticos en varios municipios del Tolima.

(Ver: Barretismo desmonta vallas de opositores en el Tolima)

Del nuevo trabajo sucio no se salvan ni siquiera los mismos candidatos del Partido Conservador. Esta vez, el ataque fue dirigido contra el actual senador y candidato, Miguel Ángel Barreto, adversario de Óscar Barreto Quiroga.

A la redacción de CONTRAPESO llegaron varias fotografías que demuestran el desmonte ilegal de su publicidad en dos municipios del Tolima.

Las primeras imágenes corresponden a la ciudad de Ibagué. El pasado 17 de enero, el equipo de campaña del Congresista instaló un pasacalle en la fachada de la Casa Conservadora de Ibagué, ubicada en el barrio La Pola.

Sin embargo, al otro día (18 de enero), testigos aseguraron haber visto en horas de la mañana a dos hombres que llegaron al lugar, bajaron la publicidad que ya estaba puesta, y de inmediato instalaron la de exgobernador del Tolima y ahora candidato al Senado.

“Maso menos a las 9:00 de la mañana del pasado martes yo si vi a dos muchachos que llegaron a la Casa Conservadora y bajaron la valla de Miguel. En cuestión de minutos pusieron otra, pero del exgobernador Óscar Barreto”, indicó un comerciante del sector.

Aunque la campaña del Senador solicitó permiso al Fondo Departamental del Tolima del Partido Conservador, propietario del inmueble, para la ubicación del pasacalle, las miradas apuntan a que los simpatizantes barretistas terminaron quitándola.

En Venadillo también bajaron publicidad

Pero todavía hay más. Este portal obtuvo más fotos en donde se evidencia otro nuevo ataque que provendría presuntamente de la organización barretista en el municipio de Venadillo.

La valla que había sido instalada la semana pasada por la campaña de Miguel Ángel Barreto, muy cerca al Parque Central Los Venados, desapareció hace unos días.

Lo más evidente es que horas después pusieron un pasacalle de los candidatos barretistas a escasos metros de donde estaba la publicidad del Senador.

La MOE ya conoce el caso

De acuerdo con Cristian Martínez, coordinador de la Misión de Observación Electoral (MOE) en el Tolima, los casos ya fueron discutidos por el comité de seguimiento electoral en la mañana de este viernes.

De igual manera, reveló que la Procuraduría será la encargada de adelantar la investigación y si da lugar a sancionar disciplinariamente a la campaña responsable de los ataques que se han replicado sistemáticamente en todo el Tolima.  

“La MOE ya tiene conocimiento de esos hechos. De hecho, hoy (viernes) lo tratamos en el comité de seguimiento electoral. La Procuraduría también advirtió el hecho y le pedirá al Personero de Venadillo un informe para liderar un comité de seguimiento”, indicó Martínez.

De otro lado, fuentes cercanas de la campaña del Congresista conservador manifestaron que ya están preparando las respectivas denuncias ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), Procuraduría General de la Nación y hasta el propio Partido Conservador, por persecución política y falta de garantías electorales.

La polémica que se armó en el municipio de Venadillo por cuenta del desmonte de una publicidad del candidato a la Cámara, Juan Guillermo Beltrán, tiene segundo capítulo.

En la mañana de este miércoles el político de Cambio Radical salió a denunciar lo que sería una ‘jugada sucia’ de sus contendores, quienes decidieron bajarle uno de sus pasacalles ubicado en la esquina del Molino Colombia, una de las más reconocidas del pueblo.

El controvertido acto, desató la furia de Beltrán quien se mostró indignado porque una vez su publicidad quedó en el piso, instalaron otra igual, pero de los candidatos del Partido Conservador Oscar Barreto (Senado) y Gerardo Yepes (Cámara).

De hecho, el desmonte quedó registrado en un video que emitieron varios medios de comunicación y que hasta ahora había pasado desapercibido.

Lo que nadie había visto

CONTRAPESO analizó las imágenes que fueron grabadas con un teléfono celular y aunque no tienen buena resolución, se encontraron varias sorpresas.

En la escena aparecen dos personas que varios testigos lograron identificar. El primero es un hombre que tiene un casco de color blanco y está sobre una escalera desatando los alambres que sostienen el pasacalle.

Su nombre es Fernando Millán, contratista de la Alcaldía Municipal en el área de mantenimiento eléctrico del alumbrado público y reconocido en el municipio por transportarse a bordo de una motocicleta Yahama Chappy, la cual aparece parqueada cerca del poste.

El segundo, es un hombre de tez morena que está sobre la vía y parece estar supervisando detalladamente el trabajo de Millán.

Según testigos, se trataría de Felipe Urueña, actual coordinador de la campaña de Óscar Barreto y Gerardo Yepes en el norte del Tolima.

Habitantes de la zona aseguran que el líder barretista fue visto junto al vehículo de su propiedad marca Chevrolet Spark GT color negro estacionado a tan solo unos metros de la esquina.

Esta redacción ingresó a las redes sociales de Urueña y evidenció que el automotor sí pertenece a él, varias fotografías lo evidencian.

Pero hay más elementos que demuestran lo que pasó después. En el video también se alcanza a ver que cerca de Urueña hay un pasacalle enrollado que finalmente es el que instalan tras desmontar el de Beltrán.

¿Qué dice Juan Guillermo Beltrán?

CONTRAPESO se contactó con Juan Guillermo Beltrán quien aclaró que la publicidad había sido autorizada por alcalde de Venadillo, Jorge Cabrera.

Sin embargo, reveló que ‘misteriosamente’ a ocho días de haber aceptado la solicitud, el mandatario local contestó que era inválida y ordenó quitarla.

El candidato a la Cámara también señaló a Cabrera de “jugar sucio y no dar garantías electorales” para los candidatos de otras vertientes políticas.

“Lamento mucho que el Alcalde de Venadillo no dé garantías y esté jugando sucio. El permiso se presentó el 14 de enero, la solicitud curiosamente la contesta el 22, cuando iban a hacer el retiro de nuestra valla para poner la del candidato de la Gobernación”, expresó Beltrán.

Y añadió: “Así juegan en el departamento, tratan de intimidar a los diferentes grupos porque hay gente que no quiere que haya más personas haciendo política. Están atacando a los candidatos más jóvenes y que representan la renovación”.

Voceros de la campaña también revelaron que ya tienen lista la denuncia para presentarla en la Misión de Observación Electoral MOE y Procuraduría General de la Nación por falta de garantías, participación y persecución política.

Las inclinaciones políticas del alcalde Cabrera

Jorge Cabrera se hizo elegir hace dos años con el aval del grupo significativo de ciudadanos “Firmes con Venadillo”, integrado por el Partido Conservador, Cambio Radical y Partido de la U.

No obstante, abiertamente se ha declarado barretista. De hecho, se dijo en su momento que tenía acuerdos políticos sólidos con el senador Miguel Ángel Barreto, pero a última hora decidió deshacerlos para apoyar la candidatura del exgobernador Óscar Barreto.

Desde que llegó por primera vez al Congreso en el año 2006, de la mano de Carlos García Orjuela, el actual Representante a la Cámara, Jaime Armando Yepes Martínez, entendió que para convertirse en jefe político, garantizar reelecciones y triunfos en las regionales debía sustentar su estructura en un abrumador grupo de “amigos” soportado en la clientela y la maquinaria. A fe que lo consiguió.

De ahí en adelante Yepes no perdió reelección, completó su cuarto periodo y tomó la decisión de buscar un quinto sin fomentar un solo debate en el capitolio y mucho menos destacar por la sustentación de proyectos de ley propios. Muy pocos le hemos escuchado la voz a Jaime en el Congreso.

También contó con la suerte de tener aliados en el Gobierno Nacional. Su bastión sin lugar a dudas ha sido el dominio total por años del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar seccional Tolima (ICBF), donde era un secreto a voces que no se podía mover una hoja sin la venia del cacique.

Muchos recuerdan la histórica elección legislativa del partido de la U en el año 2014, en la que con su viejo aliado-enemigo Carlos Edward Osorio y todo el aparataje de la Unidad Nacional del expresidente Juan Manuel Santos, se echaron a cuestas el umbral para dos curules y capitalizaron una votación impresionante (34.360 votos Osorio y 30.296 Yepes).

En las elecciones regionales para alcaldes, Gobernador, Asamblea y Concejo el denominado "Yepismo" también ha sabido jugar.

En las más reciente del 2019 avaló la aspiración de José Barreto Castillo y tras la renuncia de éste, a solo diez días de los comicios aterrizó con una sola reunión en la campaña del actual alcalde Andrés Fabian Hurtado.

De igual manera, firmó respaldo al hoy gobernador del Tolima Ricardo Orozco y fue fundamental en promover la inhabilidad de Carlos Edward Osorio con la renuncia a la U.

En la actualidad Yépes se queja por la falta de reciprocidad burocrática desde la administración El Tolima Nos Une.

La estratagema

La estrategia de Jaime Yepes está más que cantada: a sus aliados en la lista a Cámara les promete ‘El Oro y el Moro’. Al segundo en votación inicialmente le ofrece dos años para que disfrute las mieles de la curul, carrusel de suplencias y renuncias que ya está prohibido de acuerdo a la reforma política.

A los pocos meses, después de confirmada la lista y hecho los acuerdos, sin sonrojarse, Yepes le cambia de el caballo en la mitad del rio crecido a sus compañeros de lista, y reduce la promesa de dos a un año en el Congreso y sin mayores garantías.

El propio Ernesto Cuero, exalcalde de Coello, le dijo a esta redacción que Jaime Yepes le hizo el juramento firmado en mármol, que su próximo paso será aspirar a la Gobernación del Tolima, por lo que sería viable incluso renunciar mucho antes a la Cámara para que el popular ‘Cheo’ entre de carambola.

Jaime Yépes en los últimos años optó por feriar el liderazgo de su estructura. El episodio reciente se relaciona con el entorno de los amigos del alcalde Andrés Fabián Hurtado, con una negociación bastante sencilla: apoyo electoral en Ibagué a cambio de entregarle las banderas y la jefatura de todo su equipo a mediano plazo al ‘hurtadismo’, tal cual ha hecho con la mayoría de gobernantes, cuando se ve afanado por cuadrar caja electoral.

Para la elección del próximo 13 de marzo el Partido de la U no la tiene fácil. Un Jaime Yepes envalentonado por el respaldo de la administración Ibagué Vibra, pero con coequiperos absolutamente desmotivados y sin capacidad de maniobra para pelear umbral con sus inmediatos competidores en este caso Cambio Radical y el Pacto Histórico.

El propio barretismo, antiguo aliado de Yepes lo ve quemado y a diario le quita líderes y seguidores a lo largo del departamento.

La moral de las tropas al interior de la lista cuadrada por Yepes Martínez está por el suelo. Todos ya saben cual es la manida y vieja estrategia del político oriundo de Icononzo, la cual le ha funcionado hasta hoy.

Sobre las decisiones y estrategias del congresista Jaime Armando Yepes Martínez no se cambia una sílaba sin que sea milimétricamente calculada por su señora esposa, la profesional y exsecretaria administrativa del municipio Yully Esperanza Porras Barrero, mujer que todavía tiene viva la organización.

No se sabe quien es más ingenuo, si el Congresista que le viene vendiendo humo a sus aliados hace años, o aquellos desprevenidos que a estas alturas siguen creyendo en sus macondianas promesas.


La empresaria Olga Beatriz González denunció esta semana en el diario El Nuevo Día, que en el Tolima se ha cartelizado el poder, que la corrupción hizo metástasis y - sin mencionarlo - dejó entre ver que el barretismo viene quitándole líderes al Partido Liberal a punta de contratos, en un plan para exterminarlo.

Los defensores de oficio del exgobernador Óscar Barreto, no se quedaron callados y cual guión de telenovela, salieron a atacar de forma inmisericorde y poco decorosa a la candidata a la Cámara de representantes.

El libreto fue el mismo: que la ‘Gata’ de Ibagué”, la empresaria del azar y el dinero fácil, la foránea que patrocina el vicio, entre otros calificativos degradantes, se le leyeron a barretistas ‘pura sangre’ como Gustavo Osorio, Nelson Hernández y el propio diputado Giovanny Molina.

“A mi se me respeta como mujer y como ser humano, exijo que a la mujer se le respete, por eso hay tanta violencia contra nosotras” sostuvo Olga B.

Y agregó: “A las mujeres se nos maltrata y por eso no participamos de la política, porque tenemos unos machos ignorantes, atrasados y retardatarios que generan violencia contra las mujeres”.

González concluyó que no va a debatir con personas que no merecen ninguna consideración, que irrespetan a las mujeres. “Demos el debate de la corrupción, pero sin agredir a las personas” puntualizó Olga Beatriz González.

La dirigente liberal no descartó acciones legales contra algunos “personajillos” como los tildó ella, que quieren afectar su imagen y buen nombre.

La pregunta es: ¿Será que el exgobernador Barreto avaló esa arremetida contra Olga B? Habrá que preguntarle.

Escuche las declaraciones de la candidata liberal:

Óscar Barreto Quiroga tiene cientos de amigos en el departamento, pero pocos se sientan con él en la misma mesa, ya sea a comer, jugar parqués o hablar de política. Uno de ellos, sin duda, es el contador público, exgerente de la Fábrica de Licores, Jesús Alberto Carvajal Duque.

Pues bien, al popular ‘guácharo’ que volvió a los medios de comunicación, esta vez dirigiendo un noticiero en la emisora Guasca FM, se le ‘chispoteó’ un análisis político en medio de una entrevista al candidato a la cámara por el Centro Democrático, Milton Restrepo Ruiz.

Carvajal olvidó que el equipo de prensa de Milton tenía activado su facebook live y soltó un pronóstico electoral, no se sabe sin con la razón o con el corazón.

La U y Cambio Radical sin umbral

Según Jesús Alberto Carvajal, portavoz del barretismo, los congresistas Jaime Yepes y Aquileo Medina se queman el próximo 13 de marzo a la Cámara de Representantes.

Hoy yo no veo ni al partido de la U ni a Cambio Radical con umbral” sostuvo el ‘guácharo’, quien además dejó claro que los conservadores, el Centro Democrático y el Partido Liberal, en su orden, garantizarán su presencia en la cámara el próximo cuatrienio.

Y más adelante agregó: “podemos (el partido conservador) tener en un momento determinado, la opción de sacar tres credenciales” que según él, va a depender de la ‘quemada’ de la U y Cambio Radical.

Con este análisis queda claro que el barretismo, hace rato viene cruzando los dedos para que estos dos partidos no obtengan el umbral y el conservatismo logre la hazaña de poner 3 congresistas: Delcy Isaza, Alejandro Martínez y Gerardo Yepes.

Otra cábala que se le escuchó al exgerente de Proyectos Estratégicos de la Alcaldía de Ibagué, es que el Centro Democrático va a sacar más votos que el Partido Liberal a la Cámara.

Con toda seguridad, en las jugarretas de voleibol y parqués allá en el Cañón del Combeima, el círculo cercano del exgobernador Barreto está pensando lo mismo que el ‘guácharo’.

Sorprende que desde esa organización sigan cargando tinta en contra de dos supuestos aliados del barretismo.

A ellos no se les puede olvidar que Jaime Yepes y Aquileo Medina, fueron dos generales de cuatro soles en la campaña a la gobernación de Ricardo Orozco, sobre todo el congresista de Cambio Radical que prefirió darle la espalda a su partido y traicionar a Rosmery Martínez para sumarse al proyecto del ‘Tolima Nos Une’.

Hay que guardar el pronóstico de Jesús Alberto Carvajal y sacarlo el próximo 13 de marzo, caída la noche, a ver si acierta.

Un nuevo departamento ingresó al radar del candidato al Senado, Miguel Ángel Barreto Castillo.

Se trata de Norte de Santander, una región de vocación agrícola, en que el congresista conservador estuvo recorriendo este fin semana.

Durante dos dias, Barreto Castillo adelantó reuniones con importantes grupos políticos y empresariales de la zona conformados por concejales del Catatumbo, textileros de Cúcuta y líderes del municipio de Villa del Rosario.

“Hoy tuvimos la oportunidad de conversar con amigos de este municipio sobre nuestro proyecto político y los objetivos para Colombia desde el Senado de la República. Gracias por recibirnos, acompañarnos y depositar su confianza en nosotros porque Juntos Cosechamos Progreso”, manifestó el congresista a través de sus redes sociales.

La visita de Barreto Castillo al nororiente de Colombia sirvió para sellar alianzas políticas de cara a su reelección en el Senado.

En las fotografías se evidencia buena cantidad de personas que reafirmaron su respaldo al proyecto político del C3 que continúa sumando apoyos en todo el país. 

“Seguiremos recorriendo toda Colombia. Nuestra campaña es nacional y nos sentamos con todos los sectores sociales y políticos, sin distingos políticos. Vamos para adelante”, concluyó el Senador. 

La Alcaldía de Ibagué informó que para este martes 11 de enero, dispondrá nuevamente de varios puntos de inmunización contra el Covid-19, con el fin se seguir avanzado con la meta de la inmunidad de grupo.

Por tanto, serán habilitados la Universidad de Ibagué y el estadio Manuel Murillo Toro, de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde; y la Plaza Bolívar, de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde.

Los biológicos disponibles son: Sinovac, para mayores de tres años y segundas dosis; Pfizer, para segundas dosis y mujeres gestantes; AstraZeneca, para mayores de 18 años, primeras y segundas, dosis; y Moderna, para segundas dosis y refuerzos.

“Estamos muy contentos con el compromiso de los ibaguereños, que ante nuestro llamado, asisten de manera masiva a protegerse del Coronavirus”, indicó Johana Aranda, secretaria de Salud.

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram