Adiós a Paulo Emilio Salas, el más tolimense de los pastusos

septiembre 25, 2021
Después de combatir cinco años contra el cáncer, dejó de existir la mañana de este sábado en Ibagué, Paulo Emilio Salas Calpa, a quien en círculos políticos y sociales se le conocía mejor como 'El Pastuso'.

Salas quien había nacido en Nariño se trasladó desde muy joven a territorio tolimense donde se hizo personal, profesional y políticamente.

Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Ibagué, trabajó con la Fundación Social y más tarde se enlistó en las filas del movimiento Fuerza Independiente donde tejió lazos de cercanía con Pompilio de Jesús Avendaño, al lado de quien logró escalar y darse a conocer.

"Fueron más o menos 30 años, siempre con la mejor relación. Era un hombre mil artes. Era ingeniero industrial, pero nada le quedaba grande, todo lo hacía bien", sostuvo Avendaño al reaccionar con pesar a la noticia.

Esas mismas dinámicas de la política le permitieron conocer al hoy diputado Carlos Reyes con quien construyó una entrañable amistad que perduró hasta los últimos días.

"Estuvimos cerca, construimos compadrazgo y solidaridad. Un hombre de familia, muy trabajador y emprendedor. Se va un gran amigo y nos va a hacer mucha falta", señaló Reyes.

Militando en el pompilismo 'El Pastuso' quien dicho sea de paso nunca perdió su acento, y jamás negó sus raíces integró la Unidad de Trabajo legislativo en la Cámara de Representantes y posteriormente fue nombrado como director de Rentas del Departamento en el Gobierno de Fernando Osorio, tiempo durante el cual ejerció varias veces en encargo como Secretario de Hacienda.

"Conocí a sus hermanos, gente muy echada para adelante, su papá era constructor allá en Nariño, sin embargo, él decidió labrar su propia suerte y venirse a Ibagué. Todo lo logró trabajando duro. Aspiró a cargos de elección popular y sacó muchos votos. Nunca perdió su acento, pero la gente le creía y votó por él", evocó el dirigente Pompilio Avendaño.

Posiciones ideológicas y convicciones le llevaron a distanciarse de Fuerza Independiente, eso sí sin dejar de profesar su gratitud hacia la dirigencia de ese movimiento, más allá de las diferencias de pensamiento.

Cambio Radical

Su trabajo disciplinado,carisma y cercanía a las comunidades no le resultaron indiferentes a Emilio Martínez quien lo invitó a sumarse a su proyecto.

Allí dedicó buena parte de sus energías como recuerda la actual diputada Rosmery Martínez, quien agradeció a Salas por el trabajo que le permitió llegar a la Cámara de Representantes en cuatro ocasiones.

"Su capacidad intelectual, profesionalismo y hoja de vida lo hicieron destacar, fue candidato al Concejo, fue un hombre que me dio la oportunidad de estar cuatro períodos en el Congreso y ante todo un amigo, que antepuso la amistad a la política", dijo la asambleísta Martínez.

En esa que seguía siendo su actual casa política, a la que le juró lealtad, tuvo el respaldo para ocupar la dirección de la regional sur del servicio postal nacional 4-72.

Una de sus últimas comunicaciones telefónicas con Rosmery Martínez se dio hace aproximadamente ocho días. Además de hablar de su condición de salud, como en muchas otras oportunidades la conversación terminó en política, sin duda algo que le apasionaba.

"Alcancé a escucharlo con mucha fuerza, con muchas ganas de vivir. Estaba muy vital", subrayó Martínez.

Más de su perfil público

En su trasegar por la vida pública aspiró a ser diputado y concejal de Ibagué, sin alcanzar la votación suficiente. Sin embargo fue designado Alcalde adhoc para el municipio de Piedras.

Ocupó varias direcciones y jefaturas en Infibagué, pasó por la Corporación Autónoma Cortolima, fue docente en la Universidad Cooperativa y estuvo vinculado al sector microempresarial desde Acopi y Comfenalco.

La enfermedad

Pablo Emilio 'El Pastuso' era un hombre jovial. Procuraba llevar una vida sana y practicar deporte.

Paradójicamente fue después de un circuito en bicicleta que no pudo completar como descubrió su enfermedad.

En un sobrecogedor relato entregado hace tres años a un portal periodístico en Ibagué, recordó como un cuadro de asfixia lo terminó internando en una clínica de la ciudad donde los facultativos descubrieron una obstrucción en uno de sus pulmones derivada de un tumor maligno endocrino.

Después de una cirugía de 11 horas y cuando los médicos prácticamente veían imposible salvar su pulmón, milagrosamente logró salir avante.

Esta dura experiencia le hizo un hombre mucho más creyente y cercano a la fe, como lo expresaba de viva voz.

Sin embargo, la enfermedad no desapareció, por el contrario, continuó haciendo mella en su condición física hasta lograr arrebatárselo de los brazos a su esposa e hijas.

Últimas Noticias

Isotipo ContraPesoLogo Contrapeso negativo
Orgullosamente diseñado y desarrollado por PenRocket
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram